Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Enrique Dans, Profesor de Sistemas y Tecnologías de Información del Instituto de Empresa

El poder de lo preconcebido

  • Última actualización: 8 de mayo de 2008

Enrique Dans critica en esta columa la actitud de ciertos sectores editoriales ante la pretensión de Google de digitalizar y organizar la mayor parte posible de las obras literarias existentes en papel. Dans acusa a estos sectores de no querer escuchar las propuestas del buscador y cerrarse en sus ideas preconcebidas sobre Internet y las nuevas tecnologías. Según el autor, si quienes ahora se rasgan las vestiduras reflexionasen detenidamente podrían salvar un sector cada vez más en crisis.

Para alguien que se dedica a estudiar los cambios que la evolución de la tecnología provoca a lo largo del tiempo en industrias, empresas y personas, el caso de 'Google Books' resulta completamente fascinante. El proyecto, como seguramente ya habrán escuchado, consiste en la digitalización de miles y miles de libros de bibliotecas y editores con el fin de conseguir que estén disponibles en la Red.

La sola mención de las palabras 'Google', 'digitalizar', 'libros' e 'Internet' en la misma frase desencadena de manera inexorable una peligrosísima reacción en cadena

Dicho así, evidentemente, el movimiento suena como mínimo agresivo; una amenaza a aquellos que, encontrándose en posesión de los derechos de propiedad intelectual sobre tales libros, viven de vender ejemplares físicos de los mismos. Si llega Google y coloca mis libros en la Red? ¿Quién me los va a comprar a partir de ese momento? Y además, ¿quién es ese Google para tocar una sola página de mis libros o para situarlos bajo el haz de luz de esa máquina del Averno que han diseñado y que escanea y pasa páginas sin parar? Esto es un ultraje, un latrocinio? Citando a Mafalda: "sunescán daluna buso". Es decir, que es un escándalo y un abuso en idioma de madre estresada tras volver de la compra.

Una propuesta diferente

En efecto? ¿Cómo se atreve Google a plantear algo así? La respuesta es muy clara: simplemente, no planteándolo. Prácticamente ninguna de las premisas implicadas en la desproporcionada reacción de los libreros clásicos es real. Sin embargo, la sola mención de las palabras 'Google', 'digitalizar', 'libros' e 'Internet' en la misma frase desencadena de manera inexorable una peligrosísima reacción en cadena que lleva a los protagonistas a tornarse de color verde y reventar las costuras de sus camisas cual increíble Hulk.

El proyecto Google Books ofrece la reedición de la destruida Biblioteca de Alejandría al alcance del ratón y de la curiosidad humana

Pero no, desengáñense, Google no está planteando nada parecido a eso que está pensando. Lo que plantea Google es muy diferente. En primer lugar, porque otorga la totalidad del control al librero: dime qué libros quieres digitalizar y cuáles no, y qué partes quieres que muestre. Si quieres, mostraré el libro entero. Si no, puedo mostrar sólo un cierto número de páginas, o sólo el fragmento de la página donde se encuentra el término buscado? O ni eso; si quieres puedo limitarme a decir que sí, que el término aparece en la página tal, pero que no me da la gana de enseñárselo al usuario. Además, cada vez que éste busque, le ofreceré publicidad contextual, y como el contenido de los libros es tuyo, nos la repartiremos como buenos amigos. ¿A que, vista así, ya empieza a sonarle diferente la propuesta?

La propuesta de 'Google Books' es lo mejor que podía pasarle al mundo editorial en los tiempos que corren. ¿Por qué? Porque le ofrece intentar adquirir el control de un proceso que, de no hacerse así, simplemente ocurrirá sin ellos. La industria de la música ya lo presenció en su momento: si desprecias el medio online, si no te lo tomas en serio y no proporcionas alternativas competitivas para la descarga, el producto sustitutivo se te comerá vivo, y con razón. Si hubieses controlado el proceso tú, las cosas posiblemente se habrían desarrollado de otra manera. Como de hecho se desarrollaron para uno que, en ese mismo terreno, decidió que sí quería intentar controlar el proceso: un señor sempiternamente vestido de negro llamado Steve Jobs, al que dicen que le va especialmente bien.

La 'nueva Biblioteca de Alejandría', al alcance del ratón

El proyecto 'Google Books' ofrece la reedición de la destruida Biblioteca de Alejandría al alcance del ratón y de la curiosidad humana. Pero más allá de ese fin, ya de por sí loable, ofrece algo mucho más importante: sacar los libros del fondo de las polvorientas estanterías e introducirlos en un espacio donde cualquiera puede acceder a ellos a través de una búsqueda.

El libro de fondo de catálogo, que ya no tenía prácticamente salida, pasa a "revivir" cada vez que alguien hace una búsqueda que incluya alguno de los términos del texto

Eso quiere decir que ahora los libros aparecerán y serán consultados en función de su contenido, no del número de ejemplares vendidos, el prestigio del autor, la cantidad de publicidad invertida en ellos o el lugar que ocupen en el escaparate. El libro de fondo de catálogo, que ya no tenía prácticamente salida, pasa a "revivir" cada vez que alguien hace una búsqueda que incluya alguno de los términos del libro. De hecho, Amazon vende más de ese tipo de libros descatalogados que de aquellos que le solicitan de manera tradicional, algo que debería funcionar como un espléndido augurio de lo que podría avecinarse?

Algunos libreros, de hecho, se quejan de que el proyecto no les está funcionando como esperaban, no acaba de proporcionarles suficientes réditos. Perdonen, pero es natural. Natural como la vida misma. Se trata de un proyecto con una elevadísima dependencia del volumen, de las economías de escala. Si en el sistema hay tan solo cuatro libros mal contados, la herramienta perderá gran parte de su valor, se convertirá en un mero capricho multimedia.

El proyecto 'Google Books' es una perfecta demostración de cómo algunos personajes escuchan únicamente aquello que quieren oír, de cómo algunas frases anulan todo lo racional que debería tener el análisis de una situación. Es el triunfo de la sinrazón, el poder de lo preconcebido: no hay peor sordo que el que afirma tercamente no querer oír.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto