Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Hector Milla, blogger, consultor, editor y gestor de proyectos de innovación y convergencia de medios digitales

Les gusta Yahoo! pero prefieren a Google

  • Autor: Por HÉCTOR MILLA
  • Última actualización: 14 de abril de 2008

El autor establece un interesante análisis sobre los dos buscadores partiendo de su origen, basado en diferentes concepciones de Internet, su aceptación entre los usuarios y su tendencia a establecer distintos modelos de negocio. La teoría de Héctor Milla es que Yahoo! tiende a profundizar en la calidad del servicio que ofrece mientras que Google basa su eficiencia en la popularidad masiva como instrumento de la Red. Héctor Milla es blogger experto en Televisión 2.0, gestor de proyectos de innovación y convergencia de medios digitales y organizador de las jornadas IP Cities Event 2006 de Vilanova i La Geltrú (Barcelona).

2006 es el año del vídeo en el 'Planeta Internet'. Cada vez más gente captura sus imágenes con diminutas y sofisticadas cámaras de vídeo, las edita y las publica fácilmente en la Red. Todo se etiqueta y se distribuye en pequeños canales de televisión personales. Y Google y Yahoo! están allí, confirmando la importancia del vídeo online.

Pero estos dos gigantes están igualmente en las fotos, con Flickr y Picasa, respectivamente. Están en la navegación de los mapas, con Yahoo! Maps y Google Maps; compiten en el correo (Con Yahoo! Mail y Gmail), en la búsqueda, en los escritorios, en la mensajería instantánea... en todo tipo de servicios. Pero no son lo mismo.

De la conectividad al ancho de banda

"Google y Yahoo! representan evoluciones diferentes y los usuarios se van decantando necesariamente por uno o por otro"

Representan evoluciones diferentes y los usuarios se van decantando necesariamente por uno o por otro. Para los que somos veteranos en la Red, Yahoo!, fundado en 1995, es como el padre a quien probablemente, tarde o temprano, habrá que matar para poder crecer. Y Google, que aparece en el 1998, puede ser esa alternativa, pues dos padres, probablemente, son muchos para los usuarios en Internet.

En una rápida encuesta que he realizado para esta columna, precisamente en un servicio de Yahoo! Respuestas, a la pregunta "Qué prefieres, Yahoo! o Google?" me quedo con la idea de que la mayoría 'prefiere' Google, aunque les 'gusta' Yahoo!. Y no es lo mismo, claro.

Yahoo! esta más asociado a los servicios, y piensa más en el servicio que en el usuario. Google, por el contrario, piensa más en el usuario que en el servicio. Y no es un juego de palabras. Hay una diferencia importante.

"En una rápida encuesta que he realizado para esta columna, me quedo con la idea de que la mayoría 'prefiere' Google, aunque les 'gusta' Yahoo!. Y no es lo mismo, claro."

En el comienzo de Internet, el problema estaba en la conectividad a la Red. Con los 'modems' telefónicos se necesitaban servicios que optimizarán el transporte de datos. Es cuando nace Yahoo!. Google aparece en una etapa en la que la conectividad es desplazada hacia la capacidad: el ancho de banda. En el Internet de la conectividad un servicio es valorado en función de lo que ofrece asociado a la calidad de transmisión. En el Internet de la capacidad, lo que importa es el usuario, a quien se le da toda la amplitud de datos que permite el ancho de banda de su conexión.

Lo cuantitativo y lo cualitativo

Google se basa en una indexación total de los datos y en ofrecer servicios basados en la capacidad de transmisión de información. Es el caso de Gmail, que ofrece un espacio de almacenamiento de datos para el correo medido en Gigabytes y que crece en la medida en que crece la correspondencia del usuario. A Yahoo! el crecimiento del ancho de banda le permite crecer en servicios. La compra de Flickr por su parte es el paradigma de ese objetivo.

Google, por el contrario, ignora el ancho de banda. Va directo al grano, se muestra eficiente y optimiza la utilidad, el uso; por eso se acerca al usuario. Google no gusta, pero lo preferimos para un conjunto de tareas. Por eso hoy resulta clave la integración de servicios, pues es la manera de fidelizar a los usuarios. Si tienes tu correo con Google o con Yahoo! es muy probable que te orientes fácilmente hacia el conjunto de los servicios que ambos ofrecen.

"Por ahora Yahoo! nos mira desde arriba, mientras que Google va hacia arriba"

Por ahora Yahoo! nos mira desde arriba, mientras que Google va hacia arriba. Y lo cierto es que muchos en Internet vamos superando nuestra relación ambivalente y nos vamos decantando por Google en esa misma aspiración hacia arriba. "No puedo negar que, poco a poco, Google me tiene cautivo" me dice un blogger. "Complacen a base de ofrecer lo que el público obviamente quiere" dice otro. "Tenemos una fe religiosa en los usuarios" dice el mismo vicepresidente de Google.

Mirando al 'off Internet'

Y, para volver al vídeo en Internet, Google entiende que sus verdaderos competidores están en la televisión y no en Internet. Hacia la televisión es donde Google quiere ir de la mano de sus usuarios, a quienes engancha cada vez más con la absoluta simplicidad de sus productos.

Yahoo! se presta más a evolucionar hacia servicios cada vez más demandantes de ancho de banda, como el comercio electrónico o la información (ver si no su alianza con eBay), y se comporta como un 'media'. Google va hacia la indexación completa de los usuarios y usos y asume un crecimiento hacia el 'off Internet': la televisión, los coches, los ordenadores (ver si no su alianza con Dell) y todo aquello donde esté el usuario.

Por eso preferimos, por ahora, Google aunque quizás nos guste más Yahoo.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto