Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Consumo de leche y otros productos lácteos
^

Robert Wiggenstain, periodista tecnológico y analista empresarial y financiero de las nuevas tecnologías

Google marca a YouTube

  • Última actualización: 14 de abril de 2008

El autor de la columna sostiene que la compra del sitio de vídeos online YouTube por parte de Google es principalmente estratégica, y tiene como objeto preservar para su publicidad contextual un espacio tan popular como susceptible de caer en manos de Yahoo! o Microsoft, sus principales competidores. Para Wiggenstain, nada cambiará en YouTube tras la compra, porque el portal ya funcionaba magníficamente sin el dinero de Google. Por otro lado, el autor relativiza la dimensión mediática que adquirió en su día la noticia. Robert Wiggesntain es especialista en estrategia empresarial en las nuevas tecnologías, columnista habitual de diversas revistas y analista de la firma Farmer & Chetnicks.

"En Internet todo crece, cae, cambia y sucede a velocidades antes nunca imaginadas"

Aquellos que presenciamos, ahora hace casi un año, la irrupción de YouTube en Internet no olvidamos que en aquellos tiempos lo que sonaba fuerte eran otras cosas; se hablaba sobre todo de Flickr, que acababa de ser comprada por Yahoo! y era la gran sensación, con un crecimiento en sus pocos meses de vida como nunca se había visto. También se especulaba sobre si la llegada de Google Blog Search iba a acabar con el reinado de Technorati en las búsquedas de blogs.

Un año después, Flickr sigue gozando de excelente salud aunque ya no aparezca en los títulos de las noticias y los 'posts' de blogs. Por otro lado, la supuesta batalla entre Google Blog Search y Technorati la ganó el primero, pero no de forma tan rotunda como se especulaba. Los dos buscadores siguen funcionando.

Esto viene a colación para ilustrar cómo un acontecimiento que en un momento dado produce casi vértigo entre los que se interesan por una materia, al cabo de un tiempo pasa a ser asimilado y deja de impresionar. Es entonces el momento de reflexionar sobre los hechos. Esto es aún más válido cuando se trata de Internet, pues en este mundo todo crece, cae, cambia y sucede a velocidades antes nunca imaginadas.

La sensación del momento no vino sola

Ahora es YouTube, en realidad desde hace algunos meses, la sensación del momento: el sitio web de moda. Pero cuando apareció no lo hizo sólo. El descubrimiento de que un vídeo cargado mediante 'flash' es mucho más rápido de reproducir y fácil de manejar online es un gran descubrimiento, pero no es un hallazgo de los dueños de YouTube; junto a ellos nacieron páginas entonces tan interesantes como Vimeo, Darlugo, Yashi, vSocial o VideoEgg, e incluso Google Video.

"El descubrimiento de que un vídeo cargado mediante 'flash' es mucho más fácil de manejar online no es exclusivo de los dueños de YouTube"

Al principio nada indicaba que YouTube fuera a ser el gran triunfador, sino que más bien todo apuntaba a Google Video, la herramienta del gigante Google, pero los usuarios 'adoptaron' a YouTube; lo prefirieron. Tal vez fuera por su facilidad para ser compartido, o para ser alojado en los blogs de los usuarios (otros servicios, como VideoEgg, tienen también esta carácterística), o tal vez porque parecía el más desangelado de todos, el menos pretencioso... El caso es que los internautas lo 'hicieron suyo'. Su curva de crecimiento ha sido incluso más espectacular que la de Flickr. Lo nunca visto, de nuevo...

En menos de un año, el portal ha tenido un crecimiento brutal en visitas y, por tanto, en espacio disponible para que Google, o cualquiera de sus competidores, introduzca su sistema de publicidad y haga su negocio más grande. Hay que tener en cuenta que el 90% de los beneficios del 'antaño buscador' (como ya empieza a llamársele) proceden de su sistema de publicidad contextual: unos 8.000 millones de dólares anuales aproximadamente.

Lucha a muerte por la publicidad online

Hasta la fecha, YouTube, con sus casi de 700.000 usuarios únicos diarios, ha sido 'socio' publicitario de Google. Y a buen seguro que lo seguirá siendo ahora que Google lo ha comprado por 1.300 millones de euros. ¿Es negocio un tipo de publicidad en la que cuando busco en YouTube un vídeo de gatos me aparecen en los márgenes de la página anuncios de peluquerías felinas? A tenor de los datos, parece que sí.

De los 2.460 millones de dólares que Google obtuvo en el segundo trimestre de este año, casi la mitad procedían de ingresos publicitarios en páginas que no pertenecen a Google ('asociadas'), como hasta hace unas semanas era el caso de YouTube. Por extensión, casi la mitad de lo que ingresa Google procede de publicidad en páginas que no controla. Es decir, que no son suyas y que, por tanto, no tiene por qué mantener. ¿Por qué gastarse entonces la mitad del beneficio de un trimestre en comprar una página que ya de por sí aportaba pingües beneficios y no costaba ni un duro en ancho de banda?

"¿Por qué Google compra una página que ya de por sí le aporta pingües beneficios y no le cuesta ni un duro en ancho de banda?"

Además, el negocio de Google no es poseer. Y menos acumular servicios que ya tiene repetidos. Google compra para complementar, principalmente tecnologías que no tiene y que le ayudan a construir servicios superiores a los ya existentes. ¿Por qué entonces comprar YouTube si tiene Google Video, un servicio de tecnología superior?

Los expertos han barajado múltiples hipótesis. Unos han asegurado que Google busca ser el profeta de la 'televisión bajo demanda' participativa; aquella que proveería al usuario con los contenidos que éste pidiera. Otros han razonado que tal vez lo que se pretende es abrir una puerta a la industria del cine para que de una vez por todas entre a comerciar con sus contenidos en la Red. De hecho, en YouTube los usuarios subían trozos de películas con Copyright, lo que le había generado al portal numerosos pleitos con los estudios. Google ha llegado a acuerdos con éstos para neutralizar las demandas.

¿Una compra de urgencia?

Sin embargo, nadie ha pensado en la posibilidad de que Google hubiese realizado una compra de urgencia. ¿Qué hubiera sucedido si en lugar de Google hubiese sido Yahoo! el comprador? Ya sucedió hace un año con Flickr, con el resultado de que toda la publicidad presente en el popular portal de fotografías pertenece a Yahoo! en exclusiva, y en consecuencia los beneficios que ésta pueda generar.

Por decirlo de otro modo: todo lo que pertenece a Yahoo! queda fuera del alcance publicitario de Google. Yahoo! se ha asociado recientemente con eBay (otro gigante de la Red) en temas de publicidad; es un acuerdo más íntimo que el que tiene el sitio de subastas con Google (su otro gran socio a la hora de publicitar sus ofertas) y que tiene como objetivo dejar de depender tanto del buscador ahora que Google también quiere entrar en el mundo de las pujas y las transacciones financieras. Si en algo se pueden entender Yahoo! y eBay es en la competencia con Google, un gigante que pelea en todos los frentes.

"YouTube no ha parado de crecer, y empezaba a resultar demasiado tentador para los competidores de Google"

YouTube no ha parado de crecer, y empezaba a resultar demasiado tentador para los competidores de Google. Si éstos lograban poner sobre la mesa una cantidad de dinero suficiente, podrían hacerse con el portal y cortar un importante flujo de beneficios para Google. Tal vez no fundamental cuantitativamente, pero sí desde el momento en que Google no quería repetir la experiencia de Flickr. Comprando YouTube, Google se asegura de que otros no lo compran. Tiene demasiados enemigos que podrían ponerse de acuerdo para estragularle poco a poco.

El 'proyecto Panamá' se queda sin campo de pruebas

Yahoo! es hoy financieramente menos fuerte que hace un año, pero sigue siendo, en el cómputo total de sus servicios, la marca que más usuarios tiene en Internet. Si no ha rentabilizado su tráfico ha sido debido a su deficiente sistema de publicidad, que aún así le proporcionó en el pasado trimestre 1.580 millones de dólares.

"YouTube hubiera sido el mejor campo de pruebas que se pudiera imaginar para el nuevo sistema publicitario que Yahoo! quiere lanzar"

Sin embargo, muchos expertos aseguran que un nuevo sistema publicitario (conocido internamente en la compañía como 'proyecto Panamá') está terminado y dispuesto para ser lanzado este otoño. Y YouTube hubiera sido el mejor campo de pruebas que se pudiera imaginar. Un terreno abonado donde Yahoo! habría podido recuperar el 22% de pérdidas financieras acumuladas en los últimos doce meses.

Lástima que Google se adelantó en la compra. O pujó más alto en la subasta. Probablemente nunca sabremos cuánto tiempo estuvo YouTube negociando su venta ni cuántos eran los posibles compradores, pero todo apunta a que se trató más de una subasta que de una venta. YouTube, que seguirá siendo lo que ha sido hasta ahora, porque siendo lo que es ha funcionado de maravilla, ha pasado a ser el gran coto publicitario de Google. ¿Habrá más adquisiciones de este tipo?




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto