Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Lawrence Lessig, abogado, defensor de la cultura libre y principal propulsor de las licencias Creative Commons

CC como un movimiento global

  • Última actualización: 11 de abril de 2008

Cuando el profesor de la universidad de Stanford, abogado y activista de la cultura libre Lawrence Lessig decidió diseñar un modelo de licencia de propiedad intelectual que se adaptase a las necesidades de la era digital, simplemente pretendía facilitar las cosas a la gente que se dedicaba a extender la cultura de forma libre y voluntaria. Sin embargo, y tal como explica en esta columna, Lessig nunca pensó que las licencias Creative Commons (CC) se convertirían en un significante por sí mismas: CC ha devenido un movimiento, una voluntad que encarna la filosofía de vida de la cultura libre y que se extiende por todo el mundo con una fuerza cada vez mayor. Lessig da tres ejemplos de cómo, tanto desde gobiernos de Europa central hasta colectivos de Brasil y Sudáfrica, CC es mucho más que un pliego jurídico.

"Una de las cosas que me parecen más excitantes del moviento CC es observar cómo se introduce y extiende en culturas alejadas"

Una de las cosas que me parecen más excitantes del moviento CC es observar cómo se introduce y extiende en culturas que están muy alejadas de mi cuartel general de San Francisco.

Para ello citaré tres ejemplos, pero ciertamente podría citar muchos más. En cada uno de ellos, se puede comprobar cómo las licencias CC, además de ser un instrumento que anima a compartir, sirven para ampliar el rango de creatividad de determinadas culturas.

Brasil

El primer ejemplo procede de Brasil, del sitio Overmundo. Overmundo es una página colaborativa diseñada para extender la cultura brasileña por el mundo. Lo que la distingue de las demás páginas web del mismo estilo y objetivos es que tanto su diseño como sus contenidos están generados por los propios usuarios que la frecuentan. Ellos deciden qué debe, o no debe, publicarse en Overmundo [en un proceso/tecnología que se conoce como 'metamoderación']. También deciden cuál es el tema que va en portada cada mañana. Y absolutamente todo lo que hace que Overmundo pueda funcionar cada día está bajo licencia CC.

"Esta filosofía de dejar el sitio web en manos de los usuarios ha derivado en una comunidad que ha construido una auténtica 'base de datos cultural'"

Las aplicaciones de Overmundo son muy ilustrativas de la calidad de los contenidos participativos. Esta filosofía de dejar el sitio web en manos de los usuarios ha derivado en una comunidad que ha construido una auténtica 'base de datos cultural', con miles de personas participando y haciendo los contenidos accesibles a todo el mundo.

En menos de siete meses, Overmundo ha recibido más de 7.000 aportaciones desde todos los puntos de Brasil. La página ha recibido en este tiempo cerca de un millón de visitas y está en este momento, según el buscador de blogs Technorati, entre los 7.000 principales sitios web del mundo. Su tráfico crece un 20% cada mes, y Google ya almacena más de 400.000 referencias a Overmundo desde otras páginas web.

Holanda

Mi segundo ejemplo se centra más en los archivos. Desde Holanda, el proyecto 'Imágenes para el futuro' está construyendo una enorme empresa de digitalización y conservación de más de 285.000 horas de películas, televisión y grabaciones de radio, así como de 2.900.000 fotos de los archivos de la radio y la televisión estatal holandesa. Buena parte de esta biblioteca multimedia estará disponible en Internet para su utilización por parte de los usuarios mediante licencias CC, y en algunos casos bajo dominio público.

'Imágenes para el futuro' puede acabar siendo la base de datos audiovisuales más grande del mundo"

El gobierno holandés, que siempre ha apoyado las licencias holandesas CC, aportará al proyecto 173 millones de euros a lo largo de siete años. Su intención es incentivar el uso de las nuevas tecnologías para los servicios ofrecidos al público. La idea de un archivo de este tipo no es nueva, pero la escala y los valores de este proyecto en concreto son extraordinarios. Holanda es un país tan pequeño como exitoso a lo largo de su historia, y el proyecto 'Imágenes para el futuro' puede acabar siendo la base de datos audiovisuales más grande del mundo.

Sudáfrica

Finalmente señalar algo mágico desde Sudáfrica. ccMixter South Africa está llevando a cabo una extraordinaria competición cultural, poniendo de relieve obras de creadores musicales de Brasil y Sudáfrica, todo ello dentro del proyecto 'culturelivre', que es un proyecto de las licencias CC de ambos países.

Para obtener del máximo de 'samples' [secuencias musicales] para competir con Brasil, CC de Sudáfrica está invitando a los máximos exponentes de la tradición musical del folclore sudafricano para que graben sus piezas (incluyendo las de la 'International Library of African Music') con instrumentos tradicionales. Entre estos instrumentos se encuentran los tambores Mutumba, cuyo sonido está inaccesible desde Internet actualmente. Estos tambores son originarios de Zimbawe y se usaban para acompañar las ceremonias espirituales.

"Jóvenes músicos podrán reintroducir en la música actual una raíz que está diluida en la tradición tanto de Brasil como de Sudáfrica"

Jóvenes músicos de ambos países podrán remezclar estos tambores con sus propias músicas y de este modo reintroducir en la música actual una raíz que está diluida en la tradición tanto de Brasil como de Sudáfrica. La organización del proyecto espera que estos archivos musicales sirvan para que los músicos que empiezan puedan avanzar en sus carreras.

En los tres casos expuestos, las licencias CC proporcionan una plataforma para extender y construir la cultura. Ésa era nuestra intención cuando lanzamos CC hace cuatro años, pero lo que yo personalmente nunca esperé es esta extraordinaria comunidad global que las licencias están inspirando. CC se ha convertido en mucho más que una simple licencia y, desde luego, en mucho más de lo que esperábamos sus propulsores.

(Esta columna, aparecida originalmente el pasado 16 de noviembre, es parte de una serie semanal que Lawrence Lessig publica en la página oficial de Creative Commons y ha sido traducida por Jordi Sabaté.)




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto