Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Navidad 2017
^

Javier Moltó, periodista especializado en motor y fundador de Kilómetro 77

El fin del intermediario

  • Última actualización: 11 de abril de 2008

El autor preconiza que la llegada de la era digital no supondrá el fin del periodismo; éste no se acabará con Internet igual que no desaparecerá la fotografía con la llegada de las cámaras digitales. "Pero", se pregunta Javier Moltó, "¿desaparecerán los fotógrafos? ¿Y los periodistas?" La siguiente columna trata de responder a estas cuestiones. Javier Moltó es un profesional del periodismo con una larga carrera a sus espaldas que incluye la dirección de Bloomberg TV para España y Latinoamérica, la jefatura de prensa de la empresa SEAT, y en los últimos años la fundación de Kilómetro 77, una de las principales páginas de información y análisis online sobre automóviles en España.

Las primeras fotos de la historia requerían del concurso de profesionales, capaces de mover y utilizar armatostes imprescindibles, cajas negras, para impresionar una placa y que se viera una imagen borrosa. En poco más de cien años hemos pasado de no tener más posibilidad que retratarnos con un pintor (un profesional que no desaparecerá) a poder retratarse uno mismo con su teléfono móvil, enviar inmediatamente la fotografía y hacerla visible en todo el mundo a través de Internet.

El fotógrafo es un periodista. Cada día tiene más competidores. Miles de fotógrafos, con sus cámaras digitales, envían fotos a los medios, que las piden celosos de la información. Los medios digitales tienen corresponsales en cada cruce.

"Miles de fotógrafos, con sus cámaras digitales, envían fotos a los medios, que las piden celosos de la información"

Como los fotógrafos, los periodistas que escriben tienen cada vez más competencia. No sólo en los blogs. Los medios con plantilla en nómina requieren la participación de los lectores para dar más información y más cercana. No hay periódico que pueda permitirse pagar a tantos reporteros como lectores y hay muchos lectores felices de trabajar gratis un día y contar el accidente que han visto desde su ventana.

Hoy, probablemente, no se pagaría nada por las imágenes que se grabaron desde un balcón justo después de un accidente de coche espectacular. Es muy posible que hoy hubiera muchos vídeos grabados de un acontecimiento similar y muchos de buena calidad.

Se pagaría sólo por aquel vídeo de la persona que hubiera bajado a la calle, hubiera grabado un plano cercano, hubiera grabado comentarios de los testigos y además hubiera llevado a la clínica en su coche particular a los heridos.

¿Es necesario organizar el acceso a la información?

No hace falta cobrar un sueldo de periodista para hacer un trabajo de periodista. Pero seguirá siendo necesario que haya periodistas a sueldo, acreditados, para acceder a lugares vedados al resto de ciudadanos. La acreditación puede entenderse como un arancel, un privilegio de unos pocos para cerrar el camino de la información de primera mano a otros. En realidad es así, pero no sólo para evitar que la información llegue de primera mano a todo el mundo, también para organizar los recursos. Por una cuestión de logística, no todos los ciudadanos españoles pueden acceder al Congreso de los Diputados durante un Pleno para hacerle preguntas al presidente del Gobierno.

"Los lectores no queremos intermediarios; queremos preguntar directamente a nuestro presidente del Gobierno"

Sin embargo, los periodistas, acreditados, que asisten a una rueda de prensa después del Consejo de Ministros, en realidad preguntan en nombre de sus lectores. Preguntan, teóricamente, lo que más les va a interesar saber a quienes leen sus crónicas. E igual que ahora se hacen entrevistas online en las que los lectores preguntan directamente al entrevistado, también podría hacerse una rueda de prensa con las preguntas de los lectores más votadas a través de Internet. Se retransmite en directo con un webcam y se pregunta en directo. Un sistema de ordenación elige las preguntas más votadas por los oyentes y desaparece la función de los periodistas en la rueda de prensa.

Los lectores no queremos intermediarios. Queremos poder preguntar directamente a nuestro presidente del Gobierno y, salvo por la resistencia de quienes nos ganamos el sueldo con la profesión de intermediarios, son posibilidades que cada vez tenemos más cerca.

Los periódicos deportivos venden mucho, entre otros motivos, porque los aficionados quieren leer la crónica del partido que ellos vieron en directo en el campo, que a la vez escuchaban por la radio. El periodista que escriba bien esa crónica y que atrape al lector tendrá público que quiera leerle. Pero ese trabajo no es de periodista, entendido como el profesional que se encarga de transmitir noticias.

"Un espectador, en un partido de tenis, tiene tanta información como cualquier periodista que vea el partido en la grada"

Sino de escritor, que como un buen fotógrafo, cuenta el partido con una mirada diferente. Un espectador, en un partido de tenis, tiene tanta información como cualquier periodista que vea el partido en la grada. Sin embargo, ese espectador disfrutará con la foto hecha con un teleobjetivo, en primer plano, en el momento que el jugador golpea la bola y la mira fijamente. Esa información tampoco desaparecerá.

El poder de autoinformarse

Otro paso en el cambio del periodismo se producirá cuando los consumidores nos informemos con facilidad entre nosotros. Del mismo modo que ahora se intercambian canciones y películas en la Red, no falta mucho para que los consumidores intercambiemos información. Se comienza a hacer, si bien de forma poco sistemática. Hay muchos foros en Internet donde se recogen todas las quejas contra modelos concretos de coche, por ejemplo. Pero habrá que hacerlo mucho mejor, en cuanto se consiga descubrir a los participantes con intereses (a favor y en contra) del producto.

Una buena base de datos, alimentada por muchos propietarios de un mismo coche, de un mismo ordenador, de una misma lavadora o de un mismo teléfono móvil, servirá a todos los futuros usuarios para saber el porcentaje de averías, de artículos sin averiar, de las satisfacciones que da, de los inconvenientes, de las incomodidades, comodidades e ineficacias.

"Una buena base de datos, alimentada por muchos propietarios de un mismo coche, servirá a todos los futuros usuarios para saber el porcentaje de averías"

El intercambio de información entre usuarios todavía no se aprovecha sistemáticamente en Internet, pero tendrá que ser uno de los siguientes pasos que demos. Un paso más que hará tambalearse a toda la prensa especializada en información de productos de consumo.

En el futuro, los periodistas tendremos que dar más valor añadido que el que contiene este articulito si queremos vivir de escribir, de hacer fotografías o de hablar por la radio. Una webcam, un micrófono, una cámara de fotos y un teclado en cada esquina, con distribución prácticamente gratuita, han traído la competencia al periodismo. El capital está en manos de todos, como el oxígeno. Ya todos somos periodistas y lectores a la vez.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto