Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Después de la pantalla táctil, el control gestual

Las tecnologías de control de dispositivos con gestos saltan de las videoconsolas a ordenadores, tabletas y móviles

  • Autor: Por JORDI SABATÉ
  • Fecha de publicación: 26 de agosto de 2013

Kinect supuso hace dos años toda una revolución para la industria de los videojuegos. Al jugador le permitía interactuar con la pantalla del televisor o el ordenador con los gestos de su cuerpo, por lo que se ampliaban con creces las capacidades del mando joystick. Este dispositivo, pensado para la videoconsola de Microsoft Xbox 360, se basa en una barra sensora que crea un campo de rayos infrarrojos combinado con un sensor de imagen del tipo CMOS, para detectar los movimientos en tres dimensiones. Sin embargo, pronto se le encontraron otros usos relacionados con la gestión de ordenadores, dando paso a la era del 'control gestual' de dispositivos tecnológicos. Hoy son muchas las empresas que diseñan tecnologías de este tipo, que diversos fabricantes ya aplican a sus equipos. El próximo paso serán las tabletas y los móviles. Este artículo describe el pasado, presente y futuro del control gestual.

Las videoconsolas, las pioneras

Hoy son muchas las empresas que diseñan tecnologías de control gestual que diversos fabricantes ya aplican a sus equipos

Kinect era en realidad un diseño de la empresa israelí PrimeSense que Microsoft adaptó a la Xbox dentro del llamado "Project Natal". Pero PrimeSense, lejos de vender la patente del hardware a Microsoft, dejó claro que la tecnología tenía usos más amplios y que estaba en contacto con fabricantes de ordenadores para crear nuevos productos.

Por su lado, Sony desarrolló su propia tecnología llamada Move para la consola PlayStation 3 que lanzó al mercado casi al mismo tiempo que lo hacía Microsoft con la Xbox 360. Move era más similar al mando Wii Remote de la consola Wii de Nintendo, verdadero pionero en el control de videojuegos por movimientos, pero no iba conectado por un cable con la videoconsola, sino que trabajaba de forma inalámbrica. Se basaba en una cámara llamada PlayStation Eye, que se situaba encima de la pantalla (igual que la barra de Kinect), y en el mando Motion Controller, que estaba plagado de sensores de movimiento y tenía en su parte superior una esfera que se iluminaba en diferentes colores para poder ser detectada por la cámara.

Kinect podrá detectar hasta seis jugadores a la vez en la Xbox One

Además de trascender a otros dispositivos y adaptarse a diferentes sistemas operativos, tanto de ordenadores como de móviles y tabletas, ambos sistemas han prevalecido y aparecerán en los próximos modelos de videoconsolas de ambas compañías: la Xbox One y la PS4. Kinect irá incorporado de serie y tendrá capacidad para detectar hasta seis jugadores dentro de su campo. En cambio, la cámara PlayStation Eye se deberá comprar aparte por un valor de 50 euros, pero se trata de un desarrollo más evolucionado que su predecesor, ya que incluye dos cámaras de alta resolución y cuatro micrófonos.

Salto a los ordenadores

Tras PrimeSense, otras empresas han creado desarrollos de barras de gestos para ordenadores. Una de ellas es la californiana Leap Motion, que a finales de junio llegó a un acuerdo con un fondo de inversión para dotarse de 20 millones de euros, con el fin de impulsar la comercialización de su tecnología de control gestual externa para ordenadores.

Imagen: EllipticLabs

De momento, esta se encarna en un dispositivo llamado Leap Motion Controller, que se conecta por USB o Bluetooth (en Mac OS X). Sin necesidad de calibrado, detecta la mano del usuario frente a la webcam del ordenador, con la que se coordina para procesar órdenes como cambiar de aplicación o de pestaña en el navegador, subir o bajar el volumen de los altavoces, realizar dibujos a mano alzada, etc., como se puede ver en este vídeo. Está pensado para los sistemas operativos Mac OS X y Windows 8 y tiene un precio de salida de 80 dólares, por el momento solo para Estados Unidos. El fabricante Acer ha llegado a un acuerdo con Leap Motion para incorporar de manera interna el dispositivo en algunos de sus terminales.

Por su parte, los ordenadores de la gama Vaio de Sony incorporan desde hace un año una tecnología de control gestual ahora adaptada a Windows 8, que apuesta en especial por estas tecnologías como factor de diferenciación frente a Mac OS X.

También en tabletas y móviles

Imagen: PointGrab

Otra empresa que compite en este campo es la también israelí PointGrab. Ofrece un sistema no tan preciso pero sí más sencillo que el de Leap Motion, ya que se basa tan solo en la cámara del dispositivo. Por su facilidad de instalación, está más pensado para móviles y tabletas, y en este sentido tiene compatibilidad con Android, Windows 8 y Windows RT, un sistema operativo donde puede ser especialmente interesante para el control gestual dado su entorno gráfico.

Elliptic Labs también apuesta por las tabletas y los portátiles híbridos que se pueden convertir en tableta, pero lo hace con un sistema basado en ultrasonidos, no en la imagen.

En cuanto al mundo del móvil, el control gestual se limita por el momento a los desarrollos de Samsung para su gama Galaxy, donde se puede pasar una página con la mirada o cambiar una canción con un gesto de la mano.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en