Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Diez aplicaciones que un hípster debería tener en su iPhone

Servicios útiles para esta popular tribu contracultural urbana

  • Autor: Por JORDI SABATÉ
  • Última actualización: 15 de enero de 2015
Imagen: Sven Hoffmann

La cultura hípster se ha impuesto con mucha fuerza entre los jóvenes en los últimos años. Tatuajes japoneses que cubren buena parte del cuerpo, gafas de pasta, pendientes tribales y nasales, largas barbas o peinados extremos y ropa de segunda mano y sin aparente gusto estético son sus signos más visibles. Sin embargo, detrás subyace una respuesta contundente a las convenciones y a la sociedad de consumo, que se refleja en el gusto de los hípsteres por recuperar lo antiguo, reciclar lo que todavía puede usarse -desde ropa a zapatos o discos y motocicletas-, comer productos tratados de manera ecológica o buscar referentes culturales minoritarios y alternativos. Este artículo quiere recomendar diez aplicaciones que pueden ser útiles a todo hípster que se precie.

En realidad la palabra hípster no es novedosa, sino que procede de la jerga contracultural norteamericana de los años cincuenta y sesenta, cuando denominaba a los jóvenes marginales de aquella época, a menudo graduados universitarios y veteranos de la Segunda Guerra Mundial, inadaptados a la sociedad de consumo de posguerra. Solían vagar por todo el país y eran amantes de la música jazz y del rhythm and blues, de las drogas alucinógenas y de la poesía alternativa.

Los hípsteres actuales quieren recuperar la esencia de los pioneros de los cincuenta, pero actualizada y pasada por Internet

Sus máximos exponentes fueron los escritores Jack Kerouac y William Burroughs y el poeta Allen Ginsberg. Aunque en un principio se les denominó beatniks (marcianos, extravagantes), en la zona de la bahía de San Francisco pronto se les pasó a llamar hípsteres (enrollados), que era un término menos peyorativo. A finales de los sesenta, la cultura hípster había evolucionado y era acogida por la mayoría de la juventud de las costas estadounidenses.

Entonces, coloquialmente, a aquellos muchachos se les pasó a llamar 'hippies', un diminutivo de hípster que hizo fortuna en la segunda mitad del siglo XX. Hoy, los jóvenes hípsteres actuales consideran que los 'hippies' se desviaron de la norma alternativa y quieren recuperar la esencia de los pioneros de los cincuenta, pero actualizada y pasada por Internet. Las siguientes son algunas aplicaciones que nos podrían venir muy bien si decidimos unirnos al movimiento hípster.

Aplicaciones hípsteres

Jetpac es una aplicación excelente para escoger un restaurante o un café donde pasar la tarde si se es hípster. Esta tribu valora mucho tanto la luz interior natural de los locales como las vistas al exterior, así como el buen ambiente. Jetpac recomienda locales en función del procesado de fotos de Instagram donde identifica el estilo de vestir, las sonrisas o la cantidad de cielo azul que se ve desde el local.

Imagen: rose

Otra aplicación interesante para conocer bares donde tomar unas copas en todo el mundo es BarFly, que además informa de las horas 'club' o 'happy', donde las bebidas tienen descuento. Y como a los hípsteres les encanta la coctelería -de hecho la han recuperado como un hábito 'vintage'-, nada mejor que hacerse con la Cocktailpedia, una aplicación que nos enseña qué contiene cada cóctel para así saber qué pedir y no equivocarse.

Los aditivos alimentarios es otra aplicación que puede ser muy útil al hípster para definir qué comer. Este colectivo suele ser vegetariano más o menos flexible (flexitariano) o bien vegano estricto, por lo que no come carnes y no acepta productos vegetales que contengan aditivos de origen animal. En consecuencia, con esta aplicación, podrá saber qué aditivos se encuentran en el producto que va a comprar y de dónde vienen. La aplicación contiene una explicación de cada aditivo, su origen y su potencial peligrosidad para enfermedades varias. Cuesta cuatro euros.

Sin duda, la popular aplicación WallaPop también puede ser muy útil a los hípsteres para comprar ropa y otros objetos de segunda mano. Muy aficionados a la recuperación de objetos antiguos y a vestir con ropa usada pero con estilo, pasean los fines de semana por las ciudades ávidos de objetos que llamen su atención o bien de otros hechos a mano por hípsteres artesanos, llamados también 'crafters'.

La popular aplicación WallaPop puede ser muy útil a los hípsteres para comprar ropa y otros objetos de segunda mano

Wallapop es un mercadillo digital de segunda mano donde todo se compra y todo se vende. Basta con inscribirnos en el servicio y subir fotografías de los objetos que queremos vender o bien mirar las imágenes de los artículos que nos proponen. En la misma línea, este colectivo tiene una especial querencia por los discos de vinilo, que recupera en todo tipo de tiendas y mercadillos. Por eso la aplicación Music I Want puede resultar muy útil. Es una lista de deseos donde ponemos los vinilos que queremos y nos permite compartir el deseo en redes sociales, por si hay alguien que lo tenga y lo quiera vender.

Cambiando de tercio, otra de las grandes pasiones de los hípsteres son los viajes. Para ellos la vida debería ser un continuo viaje donde descubrir nuevos paisajes y sobre todo ciudades, ya que es un colectivo esencialmente urbano. Nada mejor entonces que las distintas aplicaciones de las guías NiteLite, que nos introducen en los locales más interesantes y enrollados de 22 ciudades del mundo.

Imagen: Todd Dwyer

Desgraciadamente todavía no cubren ni Madrid ni Barcelona, pero no es problema si tenemos en cuenta que el hípster español buscará más bien una guía para urbes desconocidas. También le satisfará Fog of World, una red social de viajeros que comparten sus rutas y sus experiencias sobre mapas y que se incitan a ir más lejos, aunque también se dan consejos. La aplicación se presenta como un mapa del mundo cubierto de nieblas que hay que despejar a base de abrir rutas.

Y como las chicas hípsteres son más pródigas en el arte y la afición por el tatuaje que los chicos, esta aplicación sin duda les satisfará sobremanera: Tattoo Designs, una colección de fotografías de tatuajes hermosos en los que una buena hípster puede inspirar los que cubrirán su cuerpo.

Finalmente recomendar, como no, la aplicación de la revista musical digital Pitchfork Weekly, la guía que la mayoría de hípsteres utilizan para conocer las novedades musicales y las próximas convocatorias y festivales.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto