Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

Tipos de contenidos: Viajes

^

La cueva de Altamira permanecerá cerrada al público durante al menos dos años más

En este tiempo se estudiará el estado de conservación de las pinturas rupestres

  • Fecha de publicación: 7 de julio de 2003

La cueva de Altamira, situada en el municipio de Santillana del Mar (Cantabria), permanecerá cerrada al público al menos durante dos años más, periodo en el que se estudiará el estado de conservación de las pinturas rupestres y se decidirá qué régimen de visitas es el más adecuado para garantizar su preservación.

La cueva lleva cerrada a los turistas desde el pasado mes de septiembre, lo que ha permitido continuar los estudios sobre su estado, que se encontraban "en una fase muy ralentizada" desde 1999, según explicó hoy el director del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras, que participa en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander sobre el arte paleolítico y su relación con la vida cotidiana.

Los expertos opinan que son necesarios dos años para esa tarea porque tienen que estudiar ciclos anuales completos, evaluar después los datos, combinarlos con los que se obtuvieron entre 1997 y 1999 -cuando la cueva tenía un régimen restringido de visitas-, detectar los posibles problemas o riesgos y determinar las medidas de uso que hay que tomar para asegurar la conservación de las pinturas.

Un aspecto fundamental que se investigará es en qué medida han podido afectar a ese arte las variaciones que se han producido en el clima de Cantabria en los últimos diez años. Y es que, según dijo Lasheras, en ese tiempo la temperatura media del mes más frío ha subido un grado y ha habido un desplazamiento de las precipitaciones, de invierno a primavera y verano. "Esas sutiles variaciones pueden desencadenar problemas en la conservación de una cueva", apuntó el experto.

Los resultados que se obtengan después de estos dos años van a servir además como modelo de prevención para cualquier otra cueva que tenga pinturas rupestres, indicó Lasheras, y añadió que la apertura del Museo, que alberga la réplica de la cueva, ha acabado con algunos de los problemas que afectaban al entorno de la cavidad original, pues ha alejado el tráfico rodado y ha permitido suprimir instalaciones ganaderas que estaban "prácticamente encima".

Etiquetas:

Altamira, cueva, pinturas




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto