Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

Tipos de contenidos: Viajes

^

La cueva de Altamira podría volver a abrirse al público a partir de 2006

Fue cerrada en 2002 para garantizar la conservación de sus pinturas

  • Fecha de publicación: 28 de junio de 2004

La cueva de Altamira, en la localidad de Santillana del Mar (Cantabria), podría volver a abrirse al público a partir del año 2006, cuando ya estén concluidos los estudios que han obligado a cerrarla a los turistas transitoriamente para garantizar la conservación de sus pinturas, anunció ayer el director del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras. Cuando la cueva fue clausurada al público se dijo que la reapertura podría producirse a lo largo del próximo año 2005.

En una entrevista para un programa de radio, Lasheras explicó que probablemente el año próximo se dispondrán de los resultados de los estudios realizados durante este tiempo y se podrán planificar qué número máximo de visitas puede soportar la cueva sin que la conservación de sus pinturas paleolíticas corra riesgo.

La cueva de Altamira dejó de recibir visitantes en septiembre de 2002. Desde entonces, las miles de personas que cada año visitan Santillana del Mar han tenido que contentarse con ver la famosa sala de los bisontes en la réplica exacta que se ha construido junto al Museo, que está a la entrada de la cueva.

Lasheras no reveló qué cupo de visitas podrá admitir Altamira ni con qué frecuencia se concederán éstas, pero consideró importante que cualquier persona que quiera conocer esta joya del patrimonio sepa que, si se planifica, podrá conocer "la emoción de la cueva original", además de la réplica fiel del Museo. "Tradicionalmente se ha dicho que Altamira es la Capilla Sixtina de la Prehistoria. Los que conocemos bien esta cueva, sabemos que la Capilla Sixtina es la Altamira del Renacimiento", agregó.

Desde 1982 hasta su cierre hace dos años, la cueva recibía cada día unos doce turistas. Las visitas se concedían mediante cita previa y las listas de espera llegaron a ser de hasta tres años, en el caso de las personas que pedían verla en fin de semana o en momentos concretos del año.

Etiquetas:

Altamira, cueva, pinturas




Otros servicios


Buscar en