Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

Tipos de contenidos: Viajes

^

Renfe anuncia que abandonará los servicios deficitarios que no subvencionen las administraciones

La compañía analizará cada servicio y cada frecuencia para definir qué se puede considerar como servicio público

  • Fecha de publicación: 29 de enero de 2010

Salvo que las administraciones interesadas aporten subvenciones, Renfe dejará de prestar los servicios que a largo plazo sean deficitarios. Sólo así la compañía ferroviaria podría obtener una "rentabilidad razonable" que le permitiría soportar las inversiones necesarias. Así lo ha anunciado el presidente de la compañía, Teófilo Serrano, en la presentación del Plan Estratégico 2010-2012.

El programa estratégico con el que Serrano quiere preparar a la empresa para la liberalización del ferrocarril y dar el salto al ámbito internacional analizará servicio por servicio y frecuencia por frecuencia para definir con exactitud y bajo criterios comunitarios qué se puede o no considerar como servicio público. En la actualidad cuentan con esa calificación y, por tanto, su déficit lo soportaba hasta ahora por el Estado, las Cercanías y la Media Distancia. Estas operaciones suponen un tercio de la actual cifra de negocio de la empresa y entrarían en ese grupo de trenes a subvencionar. El gran cambio, que según Serrano se aplicará este año, supondrá que esos servicios deficitarios habrán de pagarlos las administraciones interesadas en que existan.

Además, la empresa pondrá en marcha un programa global de contención de costes en todas sus áreas con el que pretende ahorrar más de 210 millones de euros en los próximos tres ejercicios. Serrano quiere revisar toda la cartera de productos de viajeros. "La racionalidad guiará la reorganización, con el fin de pegarse a la realidad de las necesidades de los clientes", apuntó Serrano. La compañía ha detectado que en algunos corredores resulta aún demasiado cara, por lo que estudia la puesta en marcha de trenes de gran capacidad y con precios de bajo coste. Renfe apuesta también por sellar acuerdos de intermodalidad con otros transportistas como líneas aéreas (ya es socia de Globalia) o compañías de ferrys o de autobuses. La idea es favorecer el libre tránsito entre los distintos medios con billetes compartidos o descuentos.

El presidente de Renfe aspira también a mejorar la comunicación con los viajeros de forma que estén informados al instante vía Internet o teléfono móvil de las incidencias que puedan afectar a su tren (avisos de cancelación, ofertas, etc.). La empresa no está convencida de la fiabilidad de sus actuales indicadores de satisfacción del cliente y quiere definir y aplicar otros más certeros. Al igual que las aerolíneas, el operador quiere aplicar avanzados programas informáticos que gestionen los billetes al segundo y siempre ofreciéndole la mayor rentabilidad.




Otros servicios


Buscar en