Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Tipos de contenidos: Viajes

^

Derechos del esquiador

Los esquiadores deben conocer sus derechos en las pistas de esquí

El deporte del esquí ha ganado adeptos a pasos agigantados en nuestro país. El año pasado las estaciones invernales españolas recibieron la visita de cinco millones y medio de esquiadores, un 4% más que en la temporada 2000-2001. Pero no todo es deporte y diversión. Estas cifras constatan la importancia de que el consumidor conozca sus derechos y obligaciones en una pista. Por ejemplo, ¿quién es el responsable si un esquiador cae en una pista de esquí debido a las malas condiciones de la nieve? ¿la empresa, o el usuario? Si la reserva se ha realizado a través de una agencia de viajes y no se cumple lo pactado, ¿cómo hay que ejercer el derecho a una indemnización? En caso de fallecimiento o caída grave, ¿quién cubre los gastos hospitalarios?

La seguridad, responsabilidad de todos

Aunque esquiar se considera un deporte de riesgo, no por ello las estaciones están libres de culpa. Sobre ellas pesa la obligación general de seguridad, es decir, según la Ley, quien crea una fuente de riesgos, tiene el deber jurídico de adoptar las medidas para evitar los peligros. Pero el esquiador no debe bajar la guardia. Accidentes y caídas con resultado de daños y lesiones físicas pueden ser consecuencia tanto de su propia imprudencia como de causas ajenas a él (es lo que se conoce en un lenguaje jurídico como inherentes al riesgo de la actividad). Por esta razón, cada vez más esquiadores se deciden a contratar seguros específicos frente a posibles accidentes, que cubran gastos médicos, rescate en pistas y hospitalización en destino. Cuando un esquiador dispone una cobertura aseguradora como ésta, habrá de dirigirse a la compañía de seguros para dar parte del siniestro y solicitar la correspondiente cobertura de los gastos médicos u otras coberturas aseguradas. Debe quedar claro, pues, que el comportamiento responsable, el cumplimiento de las medidas de seguridad y de las obligaciones de los contratos atañen tanto a los practicantes del esquí como a las estaciones de esquí,las escuelas y los monitores de estas actividades.

Quién es el responsable en cada caso

Las responsabilidades dependen de las circunstancias de cada caso, lo que determinará a quién y qué reclamar, teniendo en cuenta que en ocasiones la responsabilidad y la culpa es de la propia víctima, que actúa desoyendo los consejos e instrucciones.

En general, los supuestos de responsabilidad civil, contractual y extracontractual, son variados. Conviene saber quién es responsable en cada caso:

  • Estación de esquí: la reclamación de daños y perjuicios contra las estaciones de esquí se puede llevar a cabo si se produce un accidente durante la práctica del esquí con resultado de daños o lesiones físicas, siendo la causa del percance la inseguridad de las instalaciones o el mal funcionamiento de sus remontes (telesquí, telesillas, telecabinas), así como la omisión de protección, balizamiento de pistas, cierre de las mismas, etc. Conviene tener en cuenta que evitar el daño a los usuarios de las pistas exige a las estaciones la adopción de todos los cuidados necesarios orientados a la prevención.
  • Estaciones de esquí y monitores: en ocasiones comparten la responsabilidad. Un accidente ocurrido en el transcurso de un curso de esquí u otro deporte blanco puede ser consecuencia de las deficiencias de la propia estación, de la organización del curso o de la escasa diligencia de los monitores. El monitor que no atiende de manera correcta a los principiantes, incumpliendo sus obligaciones de vigilancia y cuidado, actúa con negligencia y, en tales casos, las reclamaciones pueden dirigirse conjuntamente contra la estación de esquí, el monitor, la estación y la misma entidad organizadora de los cursos.
  • En el resto de casos, el accidente o caída puede deberse al riesgo inherente a la actividad o a una imprudencia de la víctima e, incluso, de otro esquiador. Otra posibilidad es que entre las distintas partes implicadas tenga lugar una concurrencia de culpas, incluyendo a la víctima. Es decir, cada imputado acarreará con las consecuencias en función de su participación en los daños.
  • Riesgos generales del consumidor-turista: corresponde asumirlos a hoteles, empresas transportistas y agencias de viaje que incumplan sus obligaciones contractuales. Por eso Intemundial Seguros señala que ya no sólo se solicita la cobertura médica. Los clientes exigen otras coberturas añadidas tales como los gastos por pérdida de servicios inicialmente contratados, el reembolso del forfait o de las clases de esquí y los trámites por cambio de hotel, indemnización por overbooking, demoras en la salida o en la entrega del equipaje y cancelaciones de reserva por el propio consumidor que obligan, por ley, a indemnizar a la agencia salvo en caso de fuerza mayor.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto