Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Tipos de contenidos: Viajes

^

Un pasajero no pudo viajar por overbooking y no recibió la indemnización establecida

  • Fecha de publicación: 21 de julio de 2010

Un pasajero contrató un viaje aéreo entre el aeropuerto de la Habana y el aeropuerto de Madrid, pero no pudo embarcar por overbooking. No obstante, la compañía le prestó atención adecuada: bebidas, comida y alojamiento, así como la posibilidad de efectuar llamadas. Regresó a España con transporte alternativo ofrecido por la aerolínea con al menos 24 horas de retraso, pero no recibió la indemnización que el reglamento europeo establece para estos casos (600 euros). Por ello, demandó a la transportista sobre la base de lo dispuesto en el Reglamento CEE 261/2004, que establece las normas sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en el caso de denegación de embarque o de cancelación o gran atraso de vuelos. La justicia le dio la razón.

La justicia consideró que la aerolínea debía indemnizar al cliente con 600 euros

Para la compañía, el pasajero había renunciado a la reserva. Aportó un documento como prueba -carente de firma- en el que se hacía referencia a ciertas condiciones de la compensación por cesión. Según señala la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña, de 9 de abril de 2010, es cierto que cuando un transportista aéreo prevea la denegación del embarque deberá, en primer lugar, pedir que se presenten voluntarios que renuncien a sus reservas. Lo harán a cambio de determinados beneficios, en las condiciones que acuerden el pasajero interesado y el transportista aéreo encargado de efectuar el vuelo.

Pero el documento aportado por la aerolínea no estaba rubricado por el pasajero. Y el juez estimó que buena muestra de su falta de conformidad es que al día siguiente formuló la correspondiente reclamación a AENA, donde señaló no aceptar en momento alguno el documento que le dieron. Añade la Audiencia que entregar un documento a un usuario no significa que éste acepte las condiciones que figuran en el mismo, si la compañía no aporta una copia u original firmado por el renunciante. Por ello, consideró que la indemnización que procedía era la legal: 600 euros.

Si se deniega el embarque contra la voluntad de los pasajeros, la compañía debe compensarlos de inmediato y prestarles asistencia

En la sentencia se recuerda que las obligaciones de los transportistas aéreos se deben limitar o excluir cuando un suceso haya sido causado por circunstancias extraordinarias que no hubieran podido evitarse incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. Pueden producirse en casos de inestabilidad política, condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo, riesgos para la seguridad, deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo y huelgas que afecten a las operaciones de un transportista aéreo.

Pero en el caso que denuncia el usuario no concurrió ninguna de estas circunstancias justificativas, sino sólo overbooking. Y aunque el pasajero recibió la atención obligada y le fue facilitado, con 24 horas de demora, otro vuelo, no había quedado resarcido. La razón es que en el caso de que se deniegue el embarque contra la voluntad de los pasajeros, el transportista debe compensarlos de inmediato y prestarles asistencia.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en