Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

^

Cómo perder el miedo a volar

Para vencer el miedo a subirse a un avión se utilizan desde CD o DVD interactivos a cursos presenciales con vuelos reales

Imagen: Hajime NAKANO

Taquicardias, exceso de sudoración, sensación de ahogo, temblores, diarreas, vómitos. Estos son algunos de los síntomas que padecen millones de personas con miedo a volar. Estas desagradables sensaciones se producen casi siempre cuando el viajero sube a bordo de la aeronave, pero en ocasiones comprar un billete, pisar el aeropuerto o el simple hecho de pensar en volar, provocan un ataque de ansiedad a las personas que padecen aerofobia. Estas limitaciones tienen fácil solución, aunque quienes las padecen piensen que son incurables. Pero es aconsejable afrontar el miedo cuando se genera y ponerle freno, pues la creencia de que la fobia desaparecerá por sí sola es falsa y, si no se ataja a tiempo, aumentará su gravedad. Cursos por Internet, CD interactivos o seminarios presenciales que incluyen un vuelo real... Lo cierto es que para poner fin a esta situación, lo más práctico es recurrir a la ayuda de los profesionales.

Cómo vencer el miedo

Es muy importante tener en cuenta los factores generadores del miedo para poder actuar, ayudar y dar consejo a las personas que tienen este problema.

En primer lugar, es imprescindible destacar que el avión es uno de los medios de transporte más seguro. Es frecuente conocer a alguien que ha sufrido un accidente grave de automóvil, e incluso, tener amigos que han fallecido mientras conducían o viajaban en coche, debido a la alta siniestralidad registrada en las carreteras españolas. Pero muy pocas personas conocen a alguien que haya sufrido un accidente grave en un avión. Es tan raro, que lo más probable es que ni siquiera sepan de alguien que a su vez conozca a otra persona que haya sido víctima de este tipo de siniestros. Cada día, decenas de miles de aviones cruzan los cielos del mundo y los casos de accidente son muy escasos, aunque sus consecuencias tienen repercusión mundial inmediata. Es necesario que quien sufre aerofobia interiorice bien estos datos para afrontar la realidad y lograr que su miedo remita poco a poco.

Las normas de seguridad aérea son muy estrictas, al igual que los controles a los que se somete al aparato

A su vez, hay que valorar que las normas de seguridad aérea son muy estrictas, al igual que los controles a los que se somete al aparato, que pasa por revisiones periódicas muy meticulosas. Tanto como lo son las pruebas físicas y psicológicas a las que han de someterse los pilotos, profesionales muy bien preparados. Han de cumplir, además, unas rígidas normas de seguridad sin las cuales no pueden subir al avión. Además de los controles aleatorios de alcoholemia, pasan cada seis meses otras pruebas médicas, profesionales y psicotécnicas.

Cursos para perder el miedo

Son muchos los cursos que se ofertan para dejar de tener miedo a volar. En ellos se enseñan técnicas de relajación, como respirar, o métodos para eliminar pensamientos negativos. Algunos se imparten a distancia, a través de Internet, y otros pueden tener el formato de un CD o DVD interactivo. Aunque son eficaces para combatir los pequeños temores, en los casos en que la fobia es más grave, son recomendables los cursos presenciales, que si bien son más caros, aseguran mejores resultados.

Iberia organiza el seminario 'Cómo perder el miedo a volar'. El curso tiene lugar en Madrid y durante 18 horas -viernes y sábado- se explican aspectos técnicos del vuelo, como la rigurosa formación de los pilotos, las revisiones a las que se somete el avión o los complejos sistemas de seguridad con los que cuenta. Se parte de la base de que el desconocimiento es uno de los factores que más influye sobre el miedo.

Los seminarios se imparten a pocas personas para crear un clima de confianza entre participantes y ponentes

El alumno aprende, además, técnicas psicológicas que disminuyen la ansiedad o temor al avión. Lo más interesante del curso es que no solo incluye clases teóricas, apoyo psicológico y experiencia en un simulador -en el que pueden darse situaciones del peligro virtual: niebla al aterrizar, tormentas, turbulencias-, sino que los asistentes se enfrentan a un vuelo real acompañados por profesionales que pueden ayudarles. El precio total, que incluye la asistencia, los traslados, el desplazamiento en avión -en general, entre Madrid y Barcelona ida y vuelta- y la comida, supera los 600 euros.

Aena organiza los cursos 'Vuela sin miedo', que se basan en la transmisión de información apropiada: la que una persona que tiene miedos infundados necesita para superar su problema con facilidad y sin sufrir. Cuentan con un programa audiovisual exclusivo, fruto del conocimiento y la experiencia.

El curso se realiza en dos días. El teórico, de 09:30 a 20:00 horas, es un trabajo gradual, intenso y dinámico, y el resultado puede verse desde la primera hora. Ello produce una agradable sensación de alivio.

Por la tarde se destierran todos los falsos mitos y creencias y, al finalizar el primer día, ya se ha dado un gran paso: no temer al miedo. Luego, en el avión, todo es más sencillo y llevadero.

El horario del segundo día se ajusta a los vuelos programados para el curso. El vuelo es en una línea aérea regular, acompañado por un monitor.

Para reservar e inscribirse, hay que pagar 120 euros para cursos con vuelo incluido y 68 euros, para cursos solo teóricos.

Una vez finalizado el curso, los participantes cuentan con la asistencia y apoyo del personal para todos sus vuelos futuros.

DISFRUTAR DE UN VUELO TRANQUILO

  1. Es conveniente que la persona que padece miedo a volar pida ayuda a un psicólogo porque, al igual que ocurre con otras fobias, el temor es irracional y es importante tratarlo cuanto antes.
  2. Se debe llegar al aeropuerto con la suficiente antelación como para acostumbrarse al medio y a la situación.
  3. Si es posible, el pasajero que sufra un miedo muy intenso debe ir acompañado por un amigo o un familiar.
  4. No se debe vestir ropa ajustada, sino cómoda, holgada.
  5. El viajero puede tomar medicamentos contra la ansiedad, o tranquilizantes, solo en el caso de que se lo haya prescrito previamente el médico. Nunca deben mezclarse con bebidas alcohólicas.
  6. Tampoco es conveniente consumir sustancias estimulantes, como el té o el café, y es preferible no viajar en ayunas.
  7. En el avión, el pasajero puede solicitar información sobre el trayecto a los auxiliares, algo que le ayudará a reducir la inseguridad.
  8. Es conveniente llevar libros interesantes, revistas entretenidas o música, que permitirán que la persona se relaje y se distraiga.
  9. Compartir el miedo con las azafatas o con el acompañante también es recomendable, porque es una manera de restar importancia al asunto.
  10. Los ejercicios de relajación y respiración son de gran ayuda, sobre todo en los momentos en que el pasajero puede padecer un miedo más agudo, como en el despegue, el aterrizaje o al pasar por zonas con turbulencias.
  11. El pasajero ha de recordar que el miedo a volar es algo normal, común, por lo que no debe avergonzarse si se pone nervioso o siente fobia. Es muy probable que muchas otras personas sientan, en ese mismo momento y lugar, sensaciones parecidas a las suyas.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 2]
  • Ir a la página siguiente: Las causas del miedo »

Etiquetas:

Miedo, avión, cursos, pasajero, vuelo


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto