Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

^

Cheques de viaje, un regalo práctico y con garantías

Los bonos de viaje caducan en una fecha determinada y si se sobrepasa no se tiene derecho a ningún tipo de reembolso

Imagen: Binder.donedat

Cuando surge la ocasión de hacer un regalo, suele recurrirse a objetos típicos, como una caja de bombones, un par de pendientes, un jersey, un juego para la videoconsola, una cámara..., obsequios en los que prima la utilidad sobre la originalidad. Muchas veces quien los compra conoce los gustos del receptor, pero también es común que se deje llevar por este tipo de regalos comodín. Sin embargo, últimamente se están imponiendo obsequios más novedosos que permiten a su destinatario disfrutar de unos días diferentes. Hoy las agencias de viajes, las compañías aéreas y los establecimientos hoteleros ofertan viajes a precios competitivos. Los cheques regalo proporcionan libertad para elegir el lugar y los días para disfrutar del detalle, pero tienen fecha de caducidad y si se sobrepasa ni el comprador ni la persona a la que se hace el regalo tienen derecho a ninguna clase de reembolso.

Cheques de viaje aéreos

Cada vez son más las aerolíneas que ofrecen a sus clientes la posibilidad de regalar cheques de viaje a sus amigos o familiares. Incluso las empresas comienzan a utilizar con frecuencia este tipo de obsequios para premiar a sus empleados en ocasiones especiales como las fiestas navideñas, las vacaciones de verano o simplemente como incentivos laborales. La típica cesta de Navidad puede ser, en este caso, sustituida o complementada por un cheque de viaje con el que el trabajador decide el lugar hasta el que quiere desplazarse.

La persona que va a realizar el regalo puede elegir el importe del cheque dentro de los límites predeterminados por la aerolínea. En el caso de Vueling, los bonos regalo son bastante económicos y oscilan entre los 20 euros y los 150 euros pasando por otras cantidades como 40, 50, 75 y 100 euros. Aunque alguno de estos importes parezca insignificante, la compañía ofrece en ocasiones vuelos desde 20 euros, de modo que es posible realizar un trayecto con uno de los cheques más baratos. Ryanair, por su parte, da la opción de escoger el valor entre 25 y 200 euros, para volar en más 800 rutas a 25 países diferentes.

Agencias, compañías aéreas y establecimientos hoteleros ofertan viajes para regalar a precios competitivos

Clickair cuenta con la "tarjeta bonorregalo", con la que quien lo desee puede obsequiar a un amigo, un familiar o un empleado. A la hora de elegir el regalo, la aerolínea ofrece dos alternativas: optar por un obsequio normal o por un regalo de bodas. Una vez elegida una de estas posibilidades, el comprador determina el dinero que quiere gastar. Como mínimo han de ser 35 euros, y se establece un máximo de 3.000. En este caso, el comprador puede marcar un importe exacto, algo que no ocurre con Vueling o Ryanair.

Más libertad

El cheque regalo permite a los receptores elegir el lugar al que quieren volar y el momento en que quieren hacerlo, lo que aporta una libertad que no se consigue cuando el obsequio es un viaje organizado. Aunque en este caso se trataría de un regalo más elaborado, cabe la posibilidad de que la persona que lo recibe tenga compromisos ineludibles, no le guste el lugar elegido o prefiera realizar el trayecto en otras fechas. Para dar a estos cheques un carácter más personalizado se puede incluir en el bono el nombre de la persona que hace el regalo y el de la destinataria, junto con un texto en el que el emisor dedica, si lo desea, unas palabras a su amigo o familiar.

Lo más frecuente es que estos cheques para volar se envíen por correo electrónico. Una vez que el beneficiario los reciba y acepte el regalo -siempre que el comprador haya hecho efectivo el pago del cheque-, ya puede utilizarlos. Para hacerlo ha de consultar el itinerario de los vuelos en la página web de la compañía y después hacer la reserva, ya sea a través de Internet, como es el caso de Ryanair y Clickair, o mediante el centro de atención al cliente si se elige Vueling. Los cheques llevan un código que sirve para canjearlos por el viaje.

Hay que tener en cuenta que estos productos tienen fecha de caducidad, una información que aparece reflejada en el bono. Vueling da un año para gastarlos mientras que Ryanair y Clickair reducen este periodo a la mitad. En el caso de que se sobrepase esta fecha, ni el comprador ni la persona a la que se hace el regalo tienen derecho a ningún tipo de reembolso.

El cheque regalo ofrece más libertad para elegir el lugar y la fecha que un viaje organizado

Aunque el talón vaya destinado a una persona concreta, Vueling y Clickair posibilitan que ésta ceda su regalo a un tercero. Por eso las aerolíneas recomiendan mantener el bono en un lugar que no sea accesible porque, al igual que el receptor puede dárselo a un amigo, cualquiera puede utilizarlo para hacer una reserva a su nombre indicando el código que aparece inscrito. Sería, por tanto, similar a un cheque al portador. Ryanair, sin embargo, sólo deja que el regalo sea utilizado por el titular del mismo, sin que pueda dárselo a un tercero.

Cabe la posibilidad de que el regalo recibido sea por un importe inferior al del precio del trayecto que el usuario quiere realizar. En este caso, algunas compañías permiten pagar el resto con la tarjeta de crédito o canjeando otros bonos. Es decir, si el cheque es por 100 euros y el vuelo cuesta 120, el interesado puede abonar los 20 euros que faltan o utilizar otro cheque regalo o una parte de éste. Si, por el contrario, sobra dinero podrá usarse para otra reserva, siempre dentro de la fecha establecida y dependiendo de la compañía con la que se vuele. También se puede utilizar el sobrante para mejorar las condiciones de vuelo, elegir asientos Premium o XL, pagar tasas, equipaje adicional... Es importante que el comprador tenga en cuenta estos detalles -fecha de caducidad, ciudades a las que vuela la compañía, si se puede o no ceder a un tercero...- para elegir una u otra aerolínea a la hora de hacer el regalo.

COFRES PERSONALIZADOS

¿Y si lo que se quiere hacer es un regalo aún más personalizado? Dependiendo de los gustos y aficiones de quien va a recibir el obsequio, hay posibilidades mucho más concretas y webs que ofrecen soluciones para cada individuo: viajes de aventura, de relax, de bienestar, campestres o que hagan subir la adrenalina. Las distintas actividades aparecen detalladas en un folleto y el receptor elige cuál de ellas quiere hacer, y la fecha que más le conviene.

Rumbo cuenta con cofres para cada una de estas personas y tiene actividades de uno o dos días. Para los deportistas hay cursos de surf, buceo, barranquismo... El cofre de adrenalina permite conducir un ferrari, hacer una excursión en moto-nieve o montar a caballo. Si el obsequio va dirigido a gente más tranquila existen los cofres "Momento Zen" y "Salud y Bienestar" u otros como una degustación de vinos o una escapada rural.

Paginación dentro de este contenido

Etiquetas:

cheques, euros, fecha, regalo, viaje


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto