Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

Navidad 2014
Λ

Alquilar una casa en la playa: cómo ahorrar

Arrendar un piso en la costa puede suponer un ahorro superior al 50% respecto al precio de un hotel

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 22 de julio de 2011
Imagen: palm z

¿Playa o montaña? ¿Bañador o manga larga? Llegan las vacaciones y las cuestiones para elegir el destino adecuado se agolpan en la cabeza. Una de ellas, sin embargo, parece por completo despejada: alquilar un apartamento en lugar de reservar en un hotel. Con la crisis, la opción de ir de "inquilino" ha ganado muchos adeptos frente al "házmelo todo" del hotel. El concepto de ahorro figura en el número uno de las explicaciones por las cuales optar por el apartamento o casa alquilada. No en vano, varios estudios del sector apuntan que el alquiler de un apartamento o piso en un destino vacacional de costa puede suponer un ahorro superior al 50% respecto a lo que costaría un hotel. Pero se puede ahondar aún más en este consejo del ahorro, en la alternativa del alquiler. Escoger las zonas más baratas -en especial Galicia, Murcia y Valencia- es un buena recomendación, ya que no todas las provincias costeras suponen los mismos precios. Este año, los expertos creen que los alquileres seguirán a la baja respecto al ejercicio anterior.

Alquiler frente a hotel

Las estadísticas muestran que cada vez es mayor el número de viajeros que optan por veranear en un apartamento en alquiler, en lugar de hacerlo en un hotel. El ahorro es un factor importante que justifica este hecho, pero también otros aspectos emocionales, como la privacidad y la libertad de horarios en las casas vacacionales.

Cada vez es mayor el número de viajeros que opta por una casa de vacaciones en detrimento del hotel, como señalan desde Rentalia.com, portal especializado en el alquiler de casas y apartamentos vacacionales. Al alquilar una vivienda durante una semana se ahorra más de un 50%, con respecto a lo que costaría el mismo tiempo en el hotel. Además, este tipo de alojamiento brinda varios aspectos que el viajero demanda cada vez más: un espacio propio donde reunirse con familiares y amigos sin compartirlo con extraños, privacidad y libertad de horarios.

De media, una persona paga por día 26 euros en el alquiler de una casa vacacional

Por el momento, las plazas hoteleras en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, triplican en número a las plazas disponibles en casas de vacaciones. Según esta institución, en abril España contaba con 111.000 de estas viviendas. No obstante, el dato aumenta en los meses de verano, cuando se ponen en alquiler pisos que permanecen vacíos durante el resto del ejercicio. Para agosto de este año, habrá disponibles unos 150.000 inmuebles vacacionales. La oferta aumenta porque los propietarios de segundas residencias ven la oportunidad de sacar un rendimiento económico extra, muy necesario en estos periodos de crisis.

Los propietarios de segundas residencias ven la oportunidad de ganar un dinero extra en plena crisis

Más allá de estas virtudes, el alquiler exige también un gran trabajo de campo, de comparaciones entre destinos y distintos tipos de inmueble, hasta alcanzar la fórmula perfecta. Lo idóneo es conseguir la mejor combinación calidad-precio. Pero, ¿cuáles son los destinos más baratos este año? ¿dónde están las mejores playas? ¿dónde hay más oferta?

El precio de las casas de vacaciones se ha mantenido bastante estable en los últimos años. En 2008, el primer año de la crisis, alquilar una casa en agosto en España costaba 26,2 euros por persona y noche. En 2010, ese mismo periodo costaba 26 euros por persona y noche. Para agosto de 2011 el precio se sitúa en 26,6 euros. Este precio bajará un poco por los descuentos de última hora. De media, un apartamento en la playa para cuatro personas supondrá un coste de unos 745 euros para toda una semana.

Lo más barato

Para el mes de agosto, la etapa turística más activa de todo el año, los alquileres más baratos se localizan en Galicia, Murcia y Valencia.

Galicia es un buen destino. Cuenta con buenas playas y poco barullo, lo que puede ser un atractivo adicional para muchos veraneantes que huyen de las masificaciones. La ciudad con los precios más asequibles es Lugo, donde se puede alquilar un inmueble desde 15,9 euros por persona y noche. La semana saldría para una pareja por 222 euros y para una familia de cuatro miembros, por 444 euros. El siguiente destino es A Coruña, con apartamentos en alquiler con precios medios de 16,8 euros. Una semana de vacaciones en este destino cuesta 111 euros por persona. La quincena, para dos, se eleva a 477 euros.

Entre los lugares preferidos de los veraneantes de playa, destacan Murcia y Valencia, donde los alquileres se contratan a precios medios por persona de 19,6 y de 21,4 euros, respectivamente. No en vano, en la Costa Blanca se registran el mayor número de alquileres en costa (un 19% del total).

La Costa Blanca tiene el 19% del total de alquileres en la costa

En la tabla media, sin embargo, se localizan otras costas que cuentan con un mayor volumen de oferta de alojamientos. Son la Costa de la Luz (14,7% de los alquileres en la costa) y la Costa del Sol (12,9%). En Cádiz, el alquiler medio por persona ronda los 29,3 euros y en Málaga cuesta 28,4 euros por persona y noche.

Lo más caro

Por el contrario, los destinos más caros de alquiler de apartamentos en la playa son las islas. En Baleares, el alquiler por persona alcanza 41,3 euros. Una semana en un apartamento para cuatro personas supone un coste medio de 1.156 euros. Una sola persona pagaría 289 euros. El mes entero roza los 5.000 euros. Las Islas Canarias son el siguiente destino más caro.

En este caso, la noche por persona sale a 34,4 euros, de media. Una semana entera supone afrontar un pago de 963 euros. Los precios se incrementan un poco más si se busca una villa (una casa con piscina y jardines privados y no compartidos), como es habitual en los apartamentos. Hay que tener en cuenta, además, que el traslado hasta las islas es bastante más caro que el transporte por carretera, que se puede utilizar para llegar al resto de costas españolas.

Más consejos

Lo barato puede salir caro, de modo que, antes de partir y alquilar, conviene tener en mente otros consejos que permitan sellar unas vacaciones redondas:

  • Al buscar un alojamiento vacacional, es recomendable acudir a un sitio fiable (ya sea on line o físico). Es imprescindible lograr una buena comunicación con el propietario del alojamiento para evitar fraudes. No son muy frecuentes, pero pueden ocurrir.

    Antes de dar una señal, se deben aclarar las características que parecen más importantes del inmueble y asegurarse de la fiabilidad del propietario o agencia intermediaria. Todos los veranos se registran casos en España de falsos propietarios que alquilan inmuebles "inventados" o inexistentes a precios muy baratos, con el ánimo de ganar dinero y huir. Por ello, hay que evitar alquileres demasiado bajos y la presión de comerciales que piden firmar el contrato y cerrar la operación con urgencia.

  • Informarse del coste total: conviene informarse del coste total del apartamento. Además del precio de la estancia, los propietarios o agencias incluyen, en ocasiones, gastos adicionales como la limpieza del alojamiento o el aparcamiento. También es habitual que soliciten una fianza, que devolverán siempre que se deje el inmueble en las mismas condiciones en las que se encontró. Es recomendable dejar claro también este punto. En ocasiones, los propietarios son demasiado exigentes respecto a la devolución de la fianza. Por último, por si surge un imprevisto, es aconsejable aclarar las condiciones de cancelación, como cuánto se recuperará si se avisa de que no se podrá habitar el alojamiento y con cuánto tiempo de antelación se puede tener derecho a recuperar parte del capital.

  • Para ahorrar también se puede aprovechar al máximo la capacidad del apartamento. Una familia de cuatro miembros se puede alojar sin problemas en un inmueble de un solo dormitorio, pero con sofá cama en el salón. Quizá no es lo más cómodo, pero puede ayudar a ahorrar unos cuantos euros necesarios para otras cuestiones o que, incluso, pueden ser determinantes para permitir irse de vacaciones o no. En cualquier caso, nunca se debe sobrepasar la capacidad máxima del apartamento, ya que eso puede suponer pagar una penalización a la agencia intermediaria correspondiente.

  • Es fundamental un contrato por escrito. Un alquiler seguro proporcionará al inquilino un contrato con todas las condiciones por escrito. Es recomendable incluir información importante, como las fechas y horas de entrada y salida y cómo será la entrega de llaves.

  • Nada de comidas fuera: cuando la economía ahoga y la opción del alquiler es la única posible para no prescindir de las vacaciones, conviene que la familia sea consciente de que no podrá despilfarrar en almuerzos y cenas fuera de casa. El supermercado y la comida casera serán buenos aliados para contribuir al ahorro.

  • Contar con un teléfono fijo y otro móvil del propietario: si ocurre cualquier emergencia durante la estancia, como una avería, es fundamental saber dónde contactar con el propietario o agencia intermediaria.

Consejos para propietarios

Alquilar un apartamento de playa o cualquier otro inmueble es sencillo. No obstante, la primera vez que se hace conviene organizar bien la entrega de llaves, la limpieza y el tipo de contrato.

  • Cuando toda la logística esté organizada, es aconsejable anunciar el alojamiento en los máximos canales posibles (con carteles en el lugar de su ubicación, en prensa escrita y, sobre todo, en Internet).

  • La oferta debe ser interesante, por lo que el precio debe estar ajustado al tipo de apartamento, equipamiento y ubicación.

  • Para que el anuncio resulte atractivo, es importante cuidar las descripciones, las fotos, un buen detalle del entorno y las actividades que se pueden hacer.

  • Respecto al tema fiscal, de acuerdo a la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos), se puede destinar una vivienda al alquiler vacacional de forma ocasional. De cara a declarar esos ingresos en el IRPF, es también recomendable firmar un contrato de alquiler vacacional que exprese claramente la cuantía. Esto servirá como justificante ante Hacienda.

  • Para alquilar de forma más tranquila, también puede ser una buena idea suscribir un seguro de alquiler especial para casas de vacaciones.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto