Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

Escuela de alimentación
^

Seguros para practicar esquí de fondo

Es importante contratar un seguro que incluya, además de las prestaciones básicas, las de rescate, robo, pérdida y deterioro del material

Imagen: hayley nyeholt

Caen las primeras nevadas, y los aficionados al esquí empiezan a preparase para la temporada. A pesar de la crisis, los amantes de los deportes de invierno hacen cuanto pueden para ahorrar y poder escaparse de vez en cuando para disfrutar entre las montañas de su disciplina favorita. El esquí de fondo cuenta con menos seguidores que el alpino o el snowboard, pero su práctica es también muy habitual, por lo que hay productos aseguradores específicos para esta actividad. El modelo que se contrate deberá incluir cobertura de asistencia médica, equipaje, responsabilidad civil y retrasos en el medio de transporte. Pero, tal y como se explica a continuación, es muy importante también que tenga otras garantías específicas como las que se refieren al rescate, robo, pérdida y deterioro del material, entre otras.

Pólizas con coberturas específicas para esquí de fondo

El esquí de fondo es una actividad aeróbica muy saludable, que consiste en desplazarse con esquís por senderos y pistas forestales de inclinación moderada y que se puede practicar en espacios naturales alejados de aglomeraciones. Por esta modalidad optan infinidad de aficionados que aprovechan las primeras nieves del año para desarrollar este deporte y estar en contacto con la naturaleza. No requiere de la pericia y la sofisticación del esquí alpino, pero ello no implica que esté exento de riesgos, ya que sus practicantes están expuestos a las lesiones más comunes.

Los seguros para practicar esquí de fondo se pueden contratar para una sola semana, para toda la temporada de invierno e, incluso, abarcar todo un año

Las personas que tengan la intención de desplazarse en estos meses a alguna estación invernal deberán protegerse a través de un seguro que cubra las contingencias que se derivan de esta actividad al aire libre. Conviene buscar un modelo asegurador que incluya de forma específica a este deporte, y no a otros como el esquí alpino y snowboard. Esta elección reducirá las ofertas de las aseguradoras, pero hay las suficientes propuestas como para protegerse y practicar con tranquilidad su disciplina favorita.

La póliza debe incorporar una cobertura de asistencia médica, equipaje, responsabilidad civil y retrasos en el medio de transporte, pero también otras garantías específicas para la práctica de este deporte de montaña. Además, es muy importante detallar la dedicación que requerirá esta actividad, ya que no es lo mismo una práctica regular durante toda la temporada invernal, que acudir de manera puntual para disfrutar de los días con mayor cantidad de nieve. En función de esta variable se podrá contratar el seguro más adecuado al perfil de cada esquiador, y así solo se pagará lo necesario. Así que es un producto que cuenta con una gran flexibilidad, ya que puede contratarse para una sola semana, para toda la temporada de invierno, e incluso que abarque todo el año.

Por otra parte, si se desarrollará esta actividad en el extranjero, habrá que buscar una póliza que incorpore esta contingencia entre sus cláusulas, y en las cuales se incluyen las coberturas de hospitalización y repatriación como elemento diferenciador más notables con respecto a otros modelos. Eso sí, a cambio, la cuota subirá unos euros todos los meses, pero garantiza la práctica de este deporte con mayor seguridad en cualquier estación invernal internacional.

Qué debe cubrir un seguro para esquí de fondo

El esquí de fondo, al ser una modalidad deportiva que presenta ciertas características que lo diferencia de las otras actividades en la nieve, requiere de unas prestaciones especiales que protejan de forma adecuada a los esquiadores en las pistas invernales. De ahí que un buen seguro deba incluir las siguientes contingencias:

  • Asistencia médica, pero también otras más especializadas, como los traslados a centros hospitalarios.

  • El rescate en pista, el robo, pérdida o deterioro del material tampoco debe faltar en el diseño de estos seguros.

  • Los gastos médicos, quirúrgicos y farmacéuticos.

  • La prolongación de estancias en el hotel a causa de accidente es otra de las coberturas que debe proporcionar al asegurado.

  • Garantías como rescate en helicóptero y rehabilitación pueden ser muy útiles para los aficionados, aunque también se incluyen en muchos seguros de viaje.

  • Además, en caso de accidente, es conveniente que se tenga en cuenta el reembolso en el importe de las muletas, ante cualquier lesión de los asegurados, algo frecuente en esta clase de actividad al aire libre.

¿Cuánto cuesta el seguro para esquiadores?

Pueden contratarse a partir de 14 euros, en función del diseño que deseen suscribir los usuarios y de las coberturas que lleven aparejadas. Se puede hasta personalizar el seguro de esquí de fondo por mucho menos de lo que piensan los usuarios, y hacerlo a la medida de las propias necesidades. ¿Cómo? Es muy sencillo, aumentando los límites que se deseen o eliminando coberturas completas de la póliza que no sean útiles para este deporte, para así no abonar gastos inútiles.

El precio final dependerá de la combinación de coberturas y límites seleccionados. Es aconsejable limitar el seguro a un periodo concreto, si la actividad no será regular, y de esta forma evitar gastos innecesarios que repercutirán en la póliza.

Las propuestas de las aseguradoras

Las propuestas para protegerse en el esquí de fondo están contempladas por las compañías de seguros a través de unos modelos en los que se tienen en cuenta las especiales características de este deporte.

  • Una de las opciones con que cuentan los aficionados es el Segurviaje Esquí, de Mapfre, apto tanto para viajes frecuentes como para toda la temporada, de forma individual o en grupo, y siempre con la protección en cualquiera de las estaciones de todo el mundo. Se cubren las actividades de esquí de fondo de forma recreativa en las zonas destinadas para su práctica por la estación.

  • European de Seguros incluye en su oferta una póliza seguro de viajes especialmente diseñada para esta actividad. Tiene cobertura de asistencia médica, repatriación, equipaje, responsabilidad civil, indemnización por fallecimiento o invalidez y retrasos en el medio de transporte, pero, además, otras más específicas como el rescate en pista, el robo, pérdida o deterioro del material.

  • Intermundial, por su parte, proporciona un seguro que dura un año y que aporta garantías como rescate en helicóptero y rehabilitación como elementos más novedosos de su propuesta. También aporta los servicios necesarios en una cobertura de viaje, como gastos por anulación, pérdida de equipaje, etc.

  • Allianz ha confeccionado la póliza Global Assistance, que en sus modalidades "Premium" o "Estándar" ofrece una protección para viajes de 1 a 14 días, si la regularidad para practicarlo será menor.

  • Seguresquí es el diseño propuesto por la aseguradora Fiatc que, a las coberturas habituales, une las de gastos de asistencia médica, odontológicos y de rescate en pista. Permite contratarlo en función de la regularidad en su práctica, desde 20 euros por una semana, y 39 euros la temporada, hasta 59 euros todo el año.

  • Europ Assistance también ha desarrollado una póliza de estas características, con cobertura en cualquier pista de Europa y, que cuenta con garantías específicas, como los gastos de socorro derivados del traslado desde las pistas hasta el centro médico más cercano, según el límite económico contratado. Además, en caso de accidente, se reembolsa el importe de las muletas, siempre que estas hayan sido prescritas por un médico.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en