Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Vacaciones casi gratis

Veranear sin apenas gastar es posible, si se buscan nuevas fórmulas como recurrir a segundas residencias de familiares, compartir gastos con amigos o trabajar unas horas a cambio de alojamiento

Imagen: Mike Baird

Pasar unas vacaciones de forma gratuita es misión imposible, pero cuando llega el verano y todo el mundo suspira por salir unos días fuera, esta aspiración puede conseguirse gastando muy poco. La solución, como se indica en este artículo, está en buscar nuevas fórmulas, que se alejen del tradicional hotel o del alquiler de un apartamento. En este artículo se detallan ocho maneras de disfrutar de unos días de descanso sin apenas gastar, como recurrir a segundas residencias de amigos y familiares o trabajar unas horas al día a cambio de alojamiento.

Ocho formas de pasar unos días de vacaciones sin apenas gastar

  • 1. Intercambio de casas

    Puesta en marcha desde hace unos años, y cada vez más utilizada, esta forma de viajar posibilita conocer cientos de lugares diferentes sin gastar más que en el desplazamiento y la manutención. Numerosas webs de intercambio de casas permiten a familias, parejas o viajeros solitarios vivir por unos días en casa de otra persona que, a su vez, residirá en la suya.

  • 2. Alojarse en casas de amigos o familiares residentes en lugares diferentes

    Si se tiene algún amigo muy íntimo o algún familiar que resida en un sitio distinto, se pueden pasar unos días en su casa mientras él se marcha de vacaciones con su familia a otro lugar. Lisboa, Marbella, Londres... son ciudades donde algún amigo puede vivir durante el año y dejarla desocupada en los periodos de vacaciones. Bastará con pagar el suministro gastado durante los días que se ocupe el dominicilio y algún detalle como agradecimiento, pero no se desembolsará mucho más de lo que supondría quedarse en el propio hogar.

    También se puede aprovechar la segunda residencia de algún familiar o amigo que no tenga intención de utilizarla este verano por cualquier circunstancia.

  • 3. Vacaciones en "el pueblo"

    Otra solución parecida es pasar el verano en la casa familiar de los abuelos en el pueblo o la ciudad de origen. Si es un lugar rural, se puede disfrutar de las bicicletas, los paseos por el río, etc., y si es una zona costera, de la playa. En las urbes también se pueden hacer actividades diferentes a las que se realizan durante el año, además de compartir los días con la familia y los amigos de siempre.

  • 4. Disfrutar sin salir fuera

    Una opción para quienes se ven más afectados por la crisis o para las personas que quieren disfrutar de su ciudad y su hogar sin tener nada que hacer es quedarse en el lugar de residencia habitual. No tener que madrugar, poder visitar museos y exposiciones, ir al cine sin hacer colas o a la piscina sin que haya demasiada gente es un placer. La ciudad parece distinta con menos habitantes y se disfruta más, además de desconectar y descansar igual que si se saliera fuera.

    En el caso de numerosos pueblos sucede al contrario, que se llenan de personas y vida durante el verano, y si no se va fuera, se puede disfrutar de un bullicio que no hay durante el otoño y el invierno, además de las fiestas.

  • 5. Compartir destino y gastos con familia o amigos

    A algunas personas les gusta disfrutar de los amigos durante sus vacaciones y no les importa ir a una casa o apartamento con ellos o con hermanos y sus familias. En estos casos, en los que se ahorra mucho dinero al compartir todos los gastos, hay que tener mucha confianza y tener en cuenta que es importante darse tiempos para no pasar todo el día juntos, porque si no, pueden surgir roces por una convivencia intensa.

  • 6. Destinos muy baratos

    Si se desea salir al extranjero, hay destinos que salen muy baratos, al ser desconocidos o muy poco demandados. Conviene conocer qué documentos se necesitan para viajar a ellos o si es preciso estar vacunados, y organizarlo con la mayor antelación posible.

    Ir en plan mochilero, ya sea en Bosnia o Polonia entre otros destinos europeos, puede salir por 20 euros al día, si se duerme en albergues y se viaja en plan aventurero, sin necesidad de grandes lujos.

  • 7. Alojamientos y viajes con niños gratis

    Cada vez hay más ofertas en las que se tiene en cuenta que una familia no saldrá de vacaciones (ni por tanto gastará y consumirá), si tiene que pagar por cada uno de sus integrantes. Por ello, viajar en familia es posible si se busca bien. Muchos parques temáticos y cruceros cuentan ya con tarifas gratis para niños menores de 12 años. Y cientos de hoteles en toda la costa española brindan el primer niño gratis y el segundo al 75%, entre otros descuentos, o habitaciones familiares con precios reducidos.

  • 8. Alojamiento para el verano a cambio de trabajo

    Dos, cuatro o seis horas de trabajo al día en una granja o como portero de un inmueble y conocer mundo. Es lo que proponen portales webs como HelpX y The Caretaker Gazette, con presencia en Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Europa.

Camping gratis para desempleados

"Bungalow Feliz" pretende que nadie se quede sin descansar fuera de casa durante unos días, a pesar de estar sin trabajo y no poder costearse un viaje. Por segundo año consecutivo, la Federación Española de Empresarios de Camping (FEEC) pone en marcha esta iniciativa a la que están adheridos más de 50 campings de toda España. Entre el 22 de mayo y el 30 de junio (ya pasados) y del 6 al 29 de septiembre ceden sus bungalows gratis durante los fines de semana a las familias cuyos progenitores lleven, como mínimo, un año en situación de desempleo y que tengan al menos un hijo menor de 14 años.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto