Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

Λ

Viajar en moto: consejos para el verano

Tener la moto en perfecto estado, no olvidar la documentación, llevar el equipaje preciso e hidratarse muy bien evitará problemas al viajar sobre dos ruedas en la época estival

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 20 de julio de 2015
Imagen: Maridav

Libertad, sentir el viento y estar cerca de la naturaleza... Viajar en moto procura unas sensaciones que no se pueden vivir en ningún otro vehículo, pero también es agotador y hay que saber cómo realizar un viaje sobre dos ruedas. Llevar el equipaje preciso, tener la moto y las equipaciones en perfecto estado, no olvidar la documentación e hidratarse muy bien son claves esenciales que evitarán problemas en verano. Además, como se recuerda en el siguiente artículo, hay que planificar la salida con tiempo y saber dosificarse para disfrutar del trayecto.

1. Preparar la moto a conciencia

Antes de comenzar el viaje en moto, se debe revisar el estado del vehículo, como recomienda la DGT. Es importante prever los kilómetros que se harán y por dónde, además de controlar la presión de los neumáticos y la tensión de la cadena, así como que esté bien engrasada. También es fundamental llevar bien los niveles de aceites (motor, cambio, cardan en su caso, etc.) y líquidos (frenos, radiador, etc.) y la suspensión ajustada.

2. Nunca sin casco, chaqueta, botas y pantalón

En verano puede ser asfixiante subirse a la moto con toda la equipación, pero no hay excusas para descuidar la seguridad. No se puede viajar sin casco, guantes, botas, chaqueta y pantalón, protecciones de hombros, codos y rodillas, espalderas, etc., que deben cumplir las normas de seguridad europeas. Si las temperaturas son muy altas se pueden usar prendas de refrigeración que, como explica Juan Manuel Reyes, presidente de la Asociación Mutua Motera, "tienen un precio razonable y nos permiten reducir la temperatura corporal en varios grados centígrados".

Aunque en España el uso del casco es mayoritario (solo el 3% de los motoristas no lo lleva), el número de conductores de moto fallecidos en accidente que iban sin casco ronda el 21%, en cifras de la DGT. Pero ¡no vale cualquier casco! Debe estar homologado y cubrir la frente por encima de las cejas; no debe moverse, ni presionar la frente; y no debe obstaculizar la visión periférica, ni presionar las gafas, ni reducir la visión.

3. No olvidar la documentación

Hay que llevar los papeles del conductor, y los de la moto, en regla: DNI y carné de conducir en el primer caso, y permiso de circulación y tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo, para la moto. Aunque no es obligatorio llevarlos (porque los agentes pueden consultarlo en el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados), conviene incluir el recibo del último impuesto municipal de circulación y el del seguro obligatorio.

No tener alguno de estos documentos (o que estén caducados) puede acarrear multas, cuyo importe varía entre 10 euros y 500 euros, según la infracción cometida. En el caso de no tener un seguro obligatorio en vigor, la situación se complica: los agentes procederán a inmovilizar la moto y la sanción puede oscilar entre 601 y 3.005 euros.

Imagen: Graham Styles

4. Planificar bien el viaje

España está llena de rutas en moto increíbles, algunas desconocidas. En verano, explica Reyes, "lo ideal es ir dirección norte o a zonas de montaña, no solo porque en moto gusta más circular por carreteras reviradas, sino por evitar el calor". Aunque añade que si se planifican bien los horarios para conducir durante las horas más frescas, "cualquier zona es bonita" y, además, apenas habrá tráfico.

El calor puede llegar a ser muy peligroso y, por eso, se deben evitar las horas centrales del día en las fechas con temperaturas más elevadas y llevar equipamiento de verano, agua o líquidos que permitan la hidratación constante. Y si se viaja al atardecer por zonas de campo o forestales, hay que extremar la precaución, pues es frecuente toparse con animales salvajes y que den más de un susto.

5. ¿Qué me llevo? Las maletas de la moto

La regla de oro al hacer el equipaje de la moto es "cuanto menos, mejor". Si se tiene intención de hacer bastantes kilómetros en pocos días e ir mucho sobre la moto, se usará muy poco la ropa de calle. En estos casos, conviene pensar bien las mudas y artículos de aseo necesarios para no llevar más peso y volumen del preciso.

Pero no siempre se puede ir ligeros de equipaje. Lo importante, entonces, es que ni su peso, ni su volumen, ni su distribución, ni su sujeción, pongan en riesgo al conductor ni al resto de usuarios de la vía. Toda la carga debería quedar dentro de las maletas, alforjas o baúl y, si no es posible, que nunca sobresalga ni por delante, ni por detrás, ni por los laterales.

El peso debe estar dentro de lo autorizado por la ficha técnica del vehículo, ser el menor posible y distribuido de modo que el centro de gravedad de la moto sea lo más bajo posible (los objetos más pesados, en la parte más baja del vehículo). Si se va muy cargado, hay que ajustar las suspensiones de la moto para que no haya problemas de estabilidad. Y, si no se tiene más remedio que ir con bolsas fuera, hay que llevarlas bien sujetas con "pulpos" o "arañas" que eviten su movimiento o su caída.

Una vez fijada toda la carga, hay que revisar que no toca el tubo de escape (peligro de incendio), ni elementos móviles de la motocicleta, así como repasar todas las cremalleras (si se deja alguna abierta, se puede perder parte del equipaje por el camino).

6. En el camino, hidratarse y descansar

En cualquier viaje en moto (y más en verano) "no debe faltar agua o bebidas que nos permitan estar constantemente hidratados", explica Juan Manuel Reyes, quien recomienda llevar un sistema llamado camelbak para ir bebiendo con frecuencia. La deshidratación, indica la DGT, es uno de los mayores peligros en la conducción, pues reduce la capacidad de concentración y de reacción y hasta puede causar la pérdida de consciencia.

El cansancio es otro de los factores más importantes en la reducción de la atención y la concentración. Por ello se debe parar cada hora y media o dos horas, descansar durante al menos 20 minutos y aprovechar para hacer algún estiramiento, además de hidratarse.

7. Llegada al destino: mejor reservar con antelación

"España es uno de los mejores países del mundo para hacer turismo en moto", señalan desde la Asociación Mutua Motera, pues cuenta con una enorme capacidad y calidad hotelera, de campings, casas rurales y todo tipo de alojamientos.

Eso sí, conviene tener hechas las reservas con antelación, pues viajar en moto fatiga mucho y llegar cansado a un lugar y tener que empezar a buscar alojamiento puede ser una pesadilla.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto