Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Tipos de contenidos: Viajes

^

Viajar al extranjero ¡sin problemas!

Tener la documentación al día, ser respetuosos con las costumbres del país de destino o viajar con seguro para afrontar imprevistos harán que el viaje sea un éxito

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 17 de agosto de 2015
Imagen: pressmaster

Salir de viaje y pasar unos días fuera de casa es relajante, un placer muy recomendable. Pero desconocer qué hay que llevar, cómo comportarse o a qué zonas es desaconsejable acudir puede acarrear más de un problema en el lugar de destino. Si se sigue una serie de consejos para evitar errores, la estancia en un país extranjero resultará de lo más placentera. A continuación se desgranan algunos, como llevar la documentación reglamentaria o conocer sus leyes, esenciales para no meterse en problemas.

Los viajes de españoles al extranjero aumentan, y en 2014 hubo un total de 11,78 millones de desplazamientos fuera de nuestras fronteras, según la encuesta oficial Familitur. Para que la salida turística no se convierta en una pesadilla, se pueden seguir las siguientes recomendaciones, algunas dictadas desde la Comisión Europea o el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

1. Informarse antes de viajar al extranjero

Antes de viajar a otro país hay que informarse sobre el mismo lo máximo posible. Además de consultar guías y tratar de conocer a fondo el lugar, conviene leer y tener en cuenta las Recomendaciones de Viaje, una información actualizada que brinda el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. En ellas se indican los requisitos para la entrada a cada país, la documentación y los visados necesarios para viajar, las condiciones de seguridad, la situación sanitaria, vacunas, divisas y los principales teléfonos de interés.

2. Estar localizable

Es conveniente dejar a los familiares o allegados la dirección y teléfono de los hoteles en los que se hace noche, por si tuvieran necesidad de localizar al viajero.

No está de más tampoco inscribirse en el Registro de viajeros para que las autoridades españolas puedan localizar a la persona o contactar con ella en caso de emergencia grave (desastre natural, conflicto armado, etc).

3. Viajar con la documentación necesaria y al día

Antes de salir de casa, se debe saber con precisión qué documentación oficial se necesitará en los lugares que se visita. En la Unión Europea basta con el Documento Nacional de Identidad, pero el documento básico de viaje es el pasaporte. Hay que tener en cuenta que algunos países exigen visado. Para obtenerlo se debe acudir al Consulado o Sección Consular de la Embajada del país de destino en España.

Son trámites que pueden llevar un tiempo y exigir documentación complementaria; por ello, conviene solicitarlo con bastante antelación.

4. ¿Cuánto dinero se puede llevar en efectivo?

Para viajar por Europa hay un límite de dinero que puede llevarse en efectivo. Así lo indica la Comisión Europea en sus recomendaciones, en las que señala que la cantidad no puede superar o igualar los 10.000 euros. Si la supera, hay que declararlo ante las autoridades aduaneras.

Imagen: Julia P

5. Respetar la ley y costumbres locales

A un viajero se le presupone respeto hacia el lugar que visita. Pero nunca está de más recordar que bajo ningún concepto se deben realizar actos que puedan suponer una ofensa a las costumbres, símbolos, autoridades o leyes locales. Conviene saber que acciones legales en España pueden ser ilegales y conllevar multas de envergadura o incluso penas de cárcel en otros países. Se debe tener especial sensibilidad en lo referente a las creencias religiosas.

Es muy importante tener en cuenta que hay lugares en los que no se distingue entre tráfico y consumo de drogas y que estos delitos pueden castigarse con cadena perpetua o pena de muerte. Además, en algunos países se considera droga a algunas sustancias de uso legal en España, incluidos el alcohol o algunos medicamentos. También puede ser delito el tráfico de bienes artísticos, históricos o arqueológicos, así como algunos productos de origen animal o vegetal, por lo que todo lo que se adquiera ha de ser legal y tener permiso de exportación.

6. Al hacer la maleta, no hay que olvidar la salud

¿Una emergencia? ¡Todo debe estar previsto! Al viajar al extranjero es fundamental tener cobertura, además de conocer a quién o dónde acudir cuando se sufre un percance:

  • En Europa se tiene derecho a la asistencia sanitaria, siempre que se lleve la Tarjeta Sanitaria Europea(TSE), que expide de manera gratuita la Seguridad Social. Si se necesita una ambulancia, o avisar a los bomberos, policía, etc. se debe marcar el 112, un número de teléfono gratuito en toda la UE.
  • Se debe viajar con un seguro médico que tenga plena cobertura en caso de enfermedad o accidente durante el viaje, incluida la evacuación en avión medicalizado. Los gastos de hospitalización y tratamiento médico son asumidos por el paciente y suelen ser muy altos.
  • Si se es alérgico o se padece alguna otra enfermedad que obligue a llevar medicación, hay que transportarla en el equipaje de mano dentro de sus envases originales con las etiquetas visibles. Es muy conveniente llevar el nombre y datos de contacto del médico y toda la información sobre el tratamiento y las dosis prescritas.

    Si la medicación necesaria incluye jeringuillas, se debe contar con un informe del médico certificando esta necesidad. Y hay que aportar, además, un certificado de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en caso de viajar con fármacos psicotrópicos o estupefacientes.

7. Acudir a la embajada, si se sufre algún contratiempo grave

Los problemas más comunes en el extranjero son la pérdida o sustracción de la documentación, que pueden expedirse de nuevo, en horario de oficina, en embajadas y consulados.

Un problema de mayor calado es ser detenido. En ese caso, se debe pedir de inmediato a las autoridades locales que se pongan en contacto con el cónsul de España. Y en caso de ser víctima de una catástrofe natural o un acto violento, hay que acudir a la embajada o consulado españoles en el lugar de destino o contactar con la Unidad de Emergencia Consular (teléfono 913948900, en horario de oficina). Fuera de este horario, se puede llamar al Ministerio en el teléfono 913799700 para situaciones graves.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en