Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Los arbitrajes en materia inmobiliaria podrían alcanzar el 20% en 2008 frente al 9% del año pasado

Este incremento se explicaría por el endurecimiento de la nueva legislación sobre vivienda y la crisis inmobiliaria

  • Fecha de publicación: 26 de enero de 2008

Este año los casos de arbitraje en materia inmobiliaria podrían alcanzar el 20% frente al 9% de 2007, según las previsiones del Tribunal Arbitral de Barcelona (TAB). Este incremento lo atribuye el TAB al endurecimiento de la nueva legislación sobre vivienda y a la actual crisis inmobiliaria.

La nueva normativa en materia de vivienda ha provocado un aumento del control de calidad y de los costes que se ha traducido en un incremento del número de arbitrajes. Por otra parte, el descenso de la actividad del sector a causa de la crisis inmobiliaria ha dado lugar a una espera más larga en el proceso de venta de los pisos.

El arbitraje se ha revelado como un mecanismo eficaz de solución de conflictos en los arrendamientos urbanos, contratos de compraventa de inmuebles, propiedad horizontal y contratos de prestación de servicios. Entre sus ventajas destaca la rapidez. Se calcula que la media de duración de un arbitraje es de cinco meses y medio, mientras que un proceso convencional, hasta llegar al Tribunal Supremo, puede suponer cuatro años.

Los costes económicos son, además, más bajos que los de la justicia ordinaria. El precio de un arbitraje se sitúa entorno a los 10.000 euros, dependiendo de la cuantía en el litigio, bastante menos de lo que costaría acudir a un tribunal ordinario.

El arbitraje se basa en un acuerdo entre los afectados por un conflicto, lo cual posibilita seguir en el futuro con nuevas relaciones comerciales entre las partes. Para que dos partes puedan dirimir y resolver sus diferencias mediante un arbitraje tienen que haber introducido esta posibilidad en el contrato firmado. Al final del proceso, el tribunal emite un laudo que tiene el mismo valor que una sentencia judicial.

Etiquetas:

arbitrajes, crisis, vivienda




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto