Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Vivir en menos de 35 metros cuadrados

La superficie mínima de un inmueble para ser catalogado como vivienda debe ser de 20 metros cuadrados, pero en España los hay más pequeños

  • Autor: Por LAURA CAORSI
  • Fecha de publicación: 29 de julio de 2008

Minipisos, ¿mito o realidad?

Imagen: Katie Claypoole

El récord lo ostenta un "piso" de diez metros cuadrados situado en Madrid. Aunque parezca increíble que alguien pueda vivir allí, son muchos los que están dispuestos a hacerlo, o en apartamentos de similares superficies. Comprar vivienda en España es cada vez más difícil. Aunque los precios se han reducido, el aumento del Euribor y la tasa de desempleo dificultan el ahorro y el acceso a un préstamo hipotecario, el primer paso para conseguir la tan ansiada vivienda propia. Por ello, en este contexto, la adquisición de un "minipiso" como el mencionado se perfila como una alternativa tentadora, sobre todo para las parejas jóvenes y las personas que viven solas. En efecto, los apartamentos de 35 metros cuadrados -o menos- son una realidad. El mito, en todo caso, tiene que ver con los costes, pues la idea de que un inmueble pequeño es barato es tan potente como falsa. Ya sea en números absolutos o en valores relativos, el precio de estos estudios se asemeja al de los pisos "normales" e, incluso, lo supera. Según datos del Ministerio de Vivienda, el coste medio del metro cuadrado en nuevas construcciones ronda los 2.780 euros; una cifra que, multiplicada por 35, situaría el valor promedio de un "minipiso" en los 97.300 euros. Pero, ¿se ajustan estas cifras a la realidad?

La realidad supera a la ficción y, también, a la estadística. Si bien es posible encontrar ofertas que se ajusten a este baremo, lo cierto es que los precios habituales están muy por encima de la media, y no sólo en los pisos de estreno. Para constatarlo, los anuncios inmobiliarios son el mejor referente, ya que recogen los valores del mercado. Los "minipisos" de segunda mano -algunos de los cuales necesitan reformas-, cuestan entre 160.000 y 190.000 euros en ciudades como Madrid y Barcelona, aunque los hay más caros todavía. En San Sebastián, por ejemplo, que registra los precios de vivienda más elevados de toda España, se venden apartamentos de 35 metros cuadrados por 392.000 euros. Es decir, a 11.200 euros por metro. Su coste es "barato" si se lo compara con otra vivienda -de 26 metros- ubicada en el barrio de Chueca, en Madrid, cuyo valor de venta está fijado en 360.000 euros; algo más de 13.800 por cada metro de espacio.

Los "minipisos" de segunda mano cuestan entre 160.000 y 190.000 euros en ciudades como Madrid y Barcelona

La carestía de estas viviendas tiene que ver con su antigüedad y calidad de construcción, con las ciudades en las que se encuentran y con su situación dentro de esas urbes. En general, se trata de pisos céntricos y bien comunicados, ubicados en barrios de moda y bonitos, o son áticos con vistas de ensueño. Así, un "minipiso" en el paseo marítimo de Cádiz cuesta 235.000 euros, o un apartamento de lujo en el barrio de Gracia sobrepasa los 360.000. Lo que se paga, más que el espacio, es el confort de una decoración exquisita y el panorama que se despliega al otro lado del cristal. Evidentemente, la percepción social ha cambiado desde abril de 2005, cuando la entonces ministra de Vivienda propuso construir apartamentos de entre 30 y 35 metros cuadrados para solucionar la demanda de inmuebles. En aquel momento, su proyecto recibió duras críticas y se tildó de descabellado. Hoy, en cambio, la compraventa de "minipisos" es un fenómeno más habitual de lo que aparenta.

Más pequeños que antes

Los últimos datos de este Ministerio señalan que el tamaño medio de los pisos es de 111 metros cuadrados aunque, en el momento de buscar vivienda, el más demandado ronda los 83 metros cuadrados. A su vez, si bien las nuevas promociones han aumentado en 2007, la superficie de cada apartamento de estreno se ha reducido en un 2,3% con respecto al año anterior. Esto significa que los pisos son cada vez más pequeños y que, en la actualidad, se construyen y venden inmuebles cuyo espacio habitable se reduce a la tercera parte de una vivienda como a la que aspira la mayor parte de los compradores. De hecho, según datos del Ministerio de Fomento, casi la mitad de los pisos de obra nueva que se ofertan en España tiene menos de 60 metros cuadrados. Pero los precios -salvo excepciones- no acompañan esa reducción. De ahí que prolifere la venta de estudios con una superficie tan escasa que no pueden catalogarse como viviendas. Algunos de ellos no llegan ni a los 15 metros cuadrados, un dato que causa curiosidad y que, además, pone en duda que allí pueda vivir alguien sin dotes de contorsionista.

El tamaño de las construcciones se reduce progresivamente mientras que el coste de estos apartamentos los convierte en verdaderos caprichos

Entre los pisos más pequeños del país, encabeza la lista un inmueble que se encuentra en Madrid y tiene tan sólo diez metros cuadrados. Su precio: 48.000 euros. Le sigue otro, también en Madrid, de 13 metros cuadrados; y uno de 15 en Barcelona, cuya terraza es más grande que el piso. Y el verano pasado, un incendio en Madrid puso al descubierto las entrañas de un inmueble que aunque estaba registrado como única vivienda, se encontraba dividido en varios "minipisos" de diez metros cuadrados, alquilados a razón de 350 euros por unidad. Sin llegar a los extremos de la tragedia, ni a las infraviviendas y su ilegalidad, cabe preguntarse quiénes compran inmuebles pequeños.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto