Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Agosto: Sabrosos tomates

La fruta-hortaliza por excelencia es rica en sustancias de acción antioxidante

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 17 agosto de 2005

Las virtudes nutritivas del tomate, su sabor y aroma, son mayores en los meses de agosto a octubre, cuando madura en pleno campo, aunque podemos adquirirlo en nuestros mercados durante todo el año.

Propiedades del tomate

El tomate aporta tan sólo 25 calorías por 100 gramos. Contiene un 4% de hidratos de carbono y se lo considera una fruta-hortaliza, ya que su aporte de azúcares simples es superior al de otras verduras, lo que le confiere un ligero sabor dulce. Es un alimento depurativo, mineralizante y de leve efecto laxante. Y esto lo debe a su particular composición y perfil nutritivo: mucha agua, apreciable cantidad de fibra, buen aporte de minerales como el potasio y el magnesio y de vitaminas, entre las que destacan el ácido ascórbico o vitamina C y vitaminas del grupo B (B1, B2, B5 y ácido fólico). Con 200 g de tomate se cubre el 80% de las necesidades diarias de vitamina C, que es además, un potente antioxidante.

Buena fuente de antioxidantes

Su color rojo característico se debe a la presencia de licopeno, un pigmento que, en especial, abunda en el tomate maduro. Dicho pigmento, al igual que la vitamina C, funciona como sustancia antioxidante. Como tales, actúan de forma beneficiosa sobre nuestro sistema inmunológico y protegen al organismo, al reducir el efecto nocivo de los radicales libres. Por tanto, el consumo de tomate y otros alimentos ricos en sustancias antioxidantes, tal y como han puesto de manifiesto numerosos estudios científicos, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y de cáncer.

Aperitivo y de múltiples posibilidades en la cocina

La acidez del tomate estimula el apetito y las secreciones digestivas, lo que favorece la digestión. De hecho, este apreciado fruto se incluye en variedad de platos y recetas: guisos y estofados, platos al horno, verduras rellenas, salsas...

En zumo, frito o rebozado, resulta igualmente un bocado muy apetecible.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones