Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Alemania se suma a los países que apoyan el proyecto para la desaparición de la mayoría de las normas de calidad comercial

El sector hortofrutícola advierte de que esta medida facilitará la llegada al mercado de fruta de baja calidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 julio de 2008

Bruselas propone unos requisitos mínimos para estos productos que se quedarían sin norma, una idea que el sector hortofrutícola considera manifiestamente insuficiente. Así, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX) cree que es “gravísimo” que Bruselas siga adelante con esta propuesta de reforma que sólo cuenta con el apoyo de países no productores o eminentemente comercializadores, “haciendo caso omiso al rechazo mostrado por los sectores y países productores como España o Francia”.

“Esta propuesta contradice la propia política de la Comisión, que dice apostar por la calidad como medida de diferenciación con relación a los países terceros y ahora legisla precisamente en contra de normas comunes de calidad”, según FEPEX. La federación también indica que esta propuesta va en contra de la política de Bruselas de fomento del consumo de frutas y hortalizas porque “se facilitará la llegada al mercado de fruta de baja calidad, perjudicando al consumo y a los consumidores”.

“Su aprobación tendrá consecuencias muy negativas para los consumidores, productores y comercio, porque se elimina la transparencia que supone tener una normativa común y porque se abre la puerta a la oferta de baja calidad de países terceros, corriendo el peligro de que Europa se convierta en el mercado de las segundas calidades de todo el mundo”, advierte FEPEX, que prevé que a largo plazo esta política puede suponer el “incremento de los precios” de frutas y hortalizas porque “la pérdida de la calidad afectará a las explotaciones y a su viabilidad en la UE, provocando un retroceso del sector y de la producción europea que beneficiará a las importaciones”.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones