Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Bruselas aprueba un plan de inspección de alimentos para 2003

Se reforzarán los controles sobre el pescado y el etiquetado del aceite

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 15 enero de 2003
La Unión Europea (UE) ha aprobado una serie de programas coordinados de inspección de alimentos para este año, con el fin de mejorar la aplicación de los controles oficiales en cada Estado miembro. Los controles sobre los productos procedentes de la pesca y sobre el etiquetado del aceite de oliva son los que se verán más reforzados, según informó la Comisión Europea.

En el caso del aceite, los Quince deberán supervisar si este producto está etiquetado de forma adecuada. El objetivo de esta medida es verificar que el producto posee un etiquetado correcto y adecuado a su calidad, descartando así las prácticas ilegales, como la mezcla de aceite de baja calidad que pueda estar contaminado. De esta forma se podrán evitar casos como el del benzopireno en el aceite de orujo de oliva, señaló el Ejecutivo comunitario.

En lo que se refiere a los productos de la pesca, los controles deberán hacer hincapié en garantizar la seguridad bacteriológica de los crustáceos y los moluscos cocidos. La importancia de esta medida reside en el elevado crecimiento de una gran variedad de microorganismos en estos productos, como el Staphylococcus aureus y la Salmonella. La UE tiene previsto además aprobar criterios de procesamiento para la bacteria E. coli, los microorganismos coliformes termotolerantes y las bacterias mesofílicas aerobias.

En esta misma línea, la Comisión ha presentado también nuevas condiciones de control para determinar los niveles de una sustancia llamada histamina en determinadas especies de peces. Esta sustancia, según los expertos, favorece el crecimiento de bacterias que aparecen tras incumplir los límites de tiempo y de temperatura, y de las prácticas antihigiénicas durante la captura, el almacenamiento, el procesamiento y la distribución del pescado.

Especial vulnerabilidad presentan los peces de las familias Scombridae, Clupeidae, Engraulidae Corifenidae, que incluyen, entre otros, los atunes, las sardinas, las caballas y las orejas de mar. Estos peces tienen un elevado contenido de aminoácido histidina, considerado el precursor de la histamina. Así, en virtud de las nuevas condiciones, el valor medio no deberá superar los 100 g por tonelada y ninguna muestra podrá tener un valor superior a 200.

En definitiva, el único objetivo de estas medidas de control, según la UE, es verificar que todos los productos que se encuentran en el mercado cumplen con la legislación comunitaria, garantizan la protección de la salud pública, los intereses de los consumidores y las prácticas comerciales justas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones