Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Desayuno infantil

Es una de las comidas más importantes del día, puesto que debe aportar el 25% de las calorías

Estudios recientes revelan que el 8% de los niños no desayunan y que esa proporción se incrementa conforme aumenta su edad. Una afirmación que no debe pasar desapercibida para nadie, menos aún si se tiene en cuenta que el desayuno debe aportar el 25% de las calorías diarias. Los nutricionistas aseguran que aunque durante la noche descansemos, el cuerpo permanece en funcionamiento mediante la respiración o la circulación de la sangre, lo que explica que a la mañana siguiente haya que reponer fuerzas y llenar los depósitos de energía. Especialmente en la etapa escolar es importante que los niños tomen un desayuno completo, sin prisas, y que cubra todas sus necesidades nutricionales. De lo contrario perderán la concentración en el colegio, les resultará más difícil seguir el ritmo de sus compañeros y podrían, incluso, llegar a dormirse en clase.

¿Qué ocurre si no se desayuna correctamente?

“El niño que no desayuna o hace un desayuno pobre se arriesga a perder capacidad de atención en las primeras horas de clase, puede sufrir episodios de hipoglucemia o bajada del nivel de azúcar en sangre, obtiene peores resultados en las clases de cálculo e, incluso, puede llegar a dormirse”. Así explica el profesor Carlos Marina, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea de Madrid, las consecuencias de no realizar esta comida como es debido. Unas características a las que la doctora Pich añade que los niños que no desayunan controlan menos su conducta, tienen peor actitud en la escuela, una menor concentración y les cuesta más el aprendizaje. “Por el contrario, un buen desayuno favorece un buen nivel de azúcar en sangre y mejora el rendimiento escolar“, insiste.

El estudio “EnKind” sobre ‘Hábitos Alimentarios de la Población Infantil y Juvenil española’ destaca que el 8% de los niños españoles acude al colegio sin haber desayunado, el 32% realiza un desayuno con pocas calorías y sólo el 26% realiza un desayuno completo. Según Marina, los niños que acuden al colegio tras ingerir poco o nada por la mañana son niños generalmente nerviosos e intranquilos, a los que los padres deben levantar antes para tranquilizarlos y disponer de más tiempo para desayunar. “Los niños deben levantarse mucho antes de la cama para que los padres desayunen con ellos, porque los niños son unos grandes imitadores y si los mayores no desayunan, ellos no desayunarán. Además, algunos niños no quieren desayunar porque no tienen apetito después de una cena copiosa, por lo que se puede intentar merendar mejor y hacer una cena más ligera, ya que a la noche el proceso de digestión es más lento”, recomienda Margarita Pich.

En concreto, la doctora explica que cenar mucho y no desayunar “puede alterar los ritmos de insulina” (lo que limita la capacidad de atención), por lo que recomienda como otra alternativa repartir el desayuno en dos comidas, una por la mañana y otra a media mañana. “Eso es fantástico para los niños y muy correcto. Menos cantidades y repartidas”, matiza. Una aclaración compartida por Carlos Marino, que aconseja, eso sí, consultar antes esta posibilidad con el pediatra, ya que “algunos colegios tienen establecido el horario de comida muy temprano, sobre las doce y media de la mañana, y al final es posible que el niño consuma más de lo debido”.

Al mismo tiempo, realizar un buen desayuno significa aumentar la ingesta de líquidos, tan necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Un vaso de leche o de zumo antes de ir a la escuela es indispensable para el pequeño, ya que no sólo le aporta el líquido que su cuerpo necesita sino que es también una buena oportunidad para ingerir vitaminas, minerales y fibra.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones