Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El Día Mundial de la Alimentación recuerda que más de 850 millones de personas pasan hambre

La FAO apuesta por potenciar el desarrollo y la inversión en la agricultura para poner fin al hambre en el mundo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 16 octubre de 2006
850 millones de personas no tienen nada que llevarse a la boca. Este escalofriante dato ilustra el Día Mundial de la Alimentación, que hoy celebra la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Con motivo de esta jornada, la FAO ha lanzado el informe "Invertir en la agricultura para lograr la seguridad alimentaria: beneficios para todo el mundo".

Este trabajo, cuyo autor es el presidente de la organización, Jacques Diouf, hace especial hincapié en el desarrollo agroindustrial mediante la cooperación entre los sectores público y privado, así como en la necesidad de que los gobiernos doten de salvaguardas legales a los pequeños agricultores para que puedan obtener el máximo beneficio de sus esfuerzos en el campo, sin cortapisas jurídicas.

El texto señala que la mayor parte de los agricultores del mundo en desarrollo tiene un acceso a los alimentos "insuficiente y precario" y se enfrenta a numerosos obstáculos, como la falta de créditos, transporte deficiente y duras condiciones climáticas, como inundaciones o sequías.

La FAO afirma además que las relaciones entre los agricultores y las empresas que manipulan el producto agrícola (agroindustria) se encuentran "escasamente desarrolladas".

Pocas ayudas

Respecto a las ayudas a la agricultura y el desarrollo rural, el texto indica que han disminuido en casi un 50% en 20 años. En concreto, precisa que de los 9.000 millones de dólares aportados a principios de los años 80, se ha pasado a sólo 5.000 en los últimos años de la pasada década.

Ante este panorama, el informe recomienda potenciar la intervención estatal para mejorar el rendimiento agroindustrial y su relación con los pequeños agricultores, a fin de que estos puedan reinvertir los beneficios obtenidos.

También apuesta por desarrollar políticas que favorezcan "un entorno para que la agricultura sea considerada una buena inversión", y por invertir en nuevas infraestructuras en materia de recursos hídricos, carreteras, energía y comunicaciones. Todo ello, opina, podría aportar enormes beneficios para la agricultura y los hogares rurales pobres.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones