Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El ginseng

Existen numerosas variedades de ginseng con distintas propiedades, por lo que hay que saber elegir aquel que se más se adapte a las necesidades individuales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 14 febrero de 2007

Los principios activos del ginseng son los ginsenósidos presentes
en la raíz, y la cantidad que contengan depende de la edad
de la raíz, de donde se ha cultivado la planta o del sistema empleado para el secado

Beneficios y contraindicaciones

Basándonos en experimentos realizados en animales, sabemos que los ginsenoides
aumentan el tiempo de ejercicio, estimulan la síntesis de proteínas,
inhiben la agregación de las plaquetas, previenen la aparición
de úlceras de estómago por estrés y aumentan la actividad
del sistema inmune.

Con respecto a sus efectos en el organismo humano, Japón, Corea y Rusia
son los países que mayores estudios han realizado de esta planta, los
cuales han confirmado sus beneficios en el estrés (alimentos
contra el estrés) y el rendimiento laboral. Por todo ello, al
ginseng se le puede considerar como una planta con efecto tónico o adaptógeno, es decir, ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés:

– Aumenta la capacidad de resistencia a las situaciones de estrés.
– Aumenta la sensación general de vitalidad y la capacidad física
y psíquica para trabajar.
– Según algunas personas, aumenta la capacidad sexual, pero no existen
datos científicos al respecto.
– Algunos informes realizados han indicado que el ginseng podría ser
beneficioso para quienes tienen diabetes no dependiente de insulina. Sin embargo,
este hecho no debería considerarse hasta tener suficientes pruebas.

En este sentido, el ginseng puede resultar interesante como complemento de una
dieta equilibrada para incrementar el rendimiento físico y mental, mejorar
la capacidad de concentración y los reflejos, reforzar los nervios y
mejorar el sueño.
No obstante, al tratarse de un estimulante natural del organismo, que aumenta
el potencial nervioso y la energía física, su uso como suplemento
ha de realizarse siempre de manera controlada y bajo criterio
profesional. Tampoco hay que olvidar que todavía son numerosos los beneficios
que se le atribuyen, de los cuales existen pocos datos científicamente
comprobados sobres sus efectos en los seres humanos.

Contraindicaciones

El ginseng contiene pequeñas cantidades de fitoestrógenos, con
acción similar a los estrógenos (hormonas sexuales femeninas),
por lo que es recomendable que las mujeres especialmente, no abusen de su consumo.

Existen formas comerciales que contienen alcohol etílico en su composición,
las cuales no han de ser administradas a niños pequeños ni a quienes
se encuentran en proceso de deshabituación etílica.
Por su efecto vasoconstrictor no es recomendable para personas que padecen de hipertensión
arterial, y dado que no existen datos sobre la seguridad del ginseng
en niños o en mujeres embarazadas, no es recomendable usar en niguna
de estas dos situaciones.
También debe tenerse en cuenta que el ginseng interacciona con determinados
medicamentos, por lo que antes de comenzar el tratamiento, será necesario
consultar con el médico.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones