Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El número de intoxicados en Francia por comer hamburguesas congeladas podría crecer porque el brote no está controlado

Las 18 personas afectadas hasta el momento, en su mayoría niños, evolucionan favorablemente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 noviembre de 2005
El grupo Leclerc continúa con la tarea de recuperar todas las hamburguesas congeladas de la marca "Chantegrill" vendidas desde el pasado mes de septiembre, y que han causado la intoxicación hasta el momento de 18 personas en el suroeste de Francia.

Los lotes contaminados por la bacteria "E. coli"son tres, por lo que 300.000 piezas de hamburguesas, producidas el pasado 22 de agosto en la fábrica que la sociedad Sovida tiene en Lion d'Angers, deben ser retirados del mercado, aunque no todas estén infectadas.

Un responsable de Soviba ha explicado que aún no se ha determinado si fue un animal o una persona la que transportó dicha bacteria hasta la cadena de producción de su factoría.

La alarma saltó en las regiones de Aquitania y Midi-Pyrénée, aunque Leclerc ha hecho extensivas las medidas de precaución a la región de Charente-Maritime, donde también pudieron haber llegado los lotes contaminados (L206, L231 y L234).

No puede asegurarse que la intoxicación esté controlada, ya que el periodo de incubación de la bacteria puede llegar a ser de hasta 15 días, por lo que se teme que se produzcan nuevos casos. De hecho, ayer fue ingresada una mujer en Purgan (Toulouse).

Los 18 afectados, en su mayoría niños, están ingresados en el Hospital de Purgan. Once padecen el síndrome hemolítico y urémico, y los otros siete diarreas sangrantes.

Según informó el doctor François Bouisson, los nueve niños ingresados en el servicio de diálisis y nefrología de dicho hospital "van bien, teniendo en cuenta la forma relativamente severa de la enfermedad".

"Trabajo de hormiga"

Michel-Edouard Leclerc, presidente del grupo de distribución que lleva su nombre, ha reconocido que tiene pendiente "un trabajo de hormiga" para prevenir a todos los clientes que han comprado las hamburguesas de los lotes bajo sospecha, en particular porque "al tratarse de carne congelada el consumo se podría escalonar durante meses, y con él la aparición de nuevos casos".

En cuanto al origen de la contaminación, ha dicho que "es algo que puede llegar a ocurrir, pero no es normal", y sin eludir su responsabilidad como comerciante, ha insistido en que el fabricante tendrá que dar cuenta de sus controles de calidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones