Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El origen del 70% de las enfermedades de la población occidental se halla en una nutrición defectuosa

Un libro publicado por el Departamento de Salud de la Comunidad Valenciana relaciona la alimentación con las principales patologías oculares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 28 diciembre de 2009

dieta y optimizar la salud ocular.

Un total de 38 profesionales de la salud han participado en este volumen que relaciona la alimentación con las principales patologías oculares. A lo largo de 25 capítulos se estudian los micronutrientes, sobre todo las vitaminas y algunos minerales. La obra aborda la fisiología del ojo y algunas patologías de este órgano que tienen su base en los nutrientes y la alimentación.

En torno al 70% de las enfermedades que nos afectan son causadas por una nutrición defectuosa, como es el caso de la hipertensión, la arterioesclerosis, la diabetes, la osteoporosis, la obesidad, la artritis, la anemia, la anorexia, la bulimia, las caries y la gingivitis, detalló la doctora María Dolores Pinazo, coordinadora del libro y médico oftalmólogo de la Unidad Central de Investigación Biomédica del Hospital Universitario Doctor Peset. Se calcula además que el 50% de las consultas médicas diarias tienen que ver con el estado nutricional de la persona o las costumbres dietéticas del entorno familiar, añadió. “De ahí la importancia de conocer todas aquellas pautas que nos permitan identificar de forma precoz las alteraciones del estado nutricional de los individuos y su repercusión, en este caso concreto sobre el sistema visual”, destacó.

Desde el punto de vista del sistema visual “los trastornos dietéticos pueden influir tanto por exceso como por defecto”, señalan los autores del libro. Entre las enfermedades originadas por aporte insuficiente de determinados nutrientes destacan aquellas relacionadas con anomalías de la disponibilidad de vitaminas, sobre todo por la deficiencia o carencia de la vitamina A o retinol y de la vitamina B2 o riboflavina. El déficit de vitamina A es la causa de diversos procesos del segmento anterior ocular, como el síndrome de ojos secos, la ceguera nocturna, la xerosis conjuntival, las manchas de Bitot y la xerosis corneal con ulceración severa irreversible. Por su parte, un déficit de vitamina B2 puede provocar fotofobia, queratopatías y neuropatía óptica, en función del grado de deficiencia. También una ingesta excesiva de nutrientes está en el origen de enfermedades con graves repercusiones sobre la visión, como la diabetes, la hipertensión arterial, las dislipemias y la obesidad.

El libro recoge los resultados de la investigación llevada a cabo por la Universidad de Málaga sobre modelo animal en la que se comprobó el efecto del aceite de oliva virgen sobre la vascularización retiniana en ratas diabéticas. La composición y propiedades de este tipo de aceite le otorgan un efecto vasculoprotector que no sólo previene eventos cardiovasculares, sino que puede ayudar a controlar las complicaciones de la diabetes en la retina. Se analizan además otros aspectos como los grupos básicos de nutrientes, las dietas mediterránea y oriental, las implicaciones de los minerales y las vitaminas A, B, C, D y E en el sistema visual, las implicaciones para la salud ocular de la actividad diaria, la dieta en grupos de riesgo, el estrés oxidativo, los suplementos micronutricionales y patologías como las cataratas o la Degeneración Macular Asociada a la Edad.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones