Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El precio de la carne de vacuno ha caído en España entre un 3 y un 5% tras las “vacas locas”

La reducción media del consumo ha sido de un 11%, frente al 7% de la media comunitaria

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 24 noviembre de 2002
El viernes se cumplieron dos años desde que apareció en España el primer caso de "vacas locas". Una grave crisis que ha afectado a varios países más de la UE. Los últimos datos de la Comisión Europea dicen que la actual tendencia apunta a la continuidad de la caída del censo y de la oferta, a una persistente recuperación del consumo y al incremento paulatino de los precios. A nivel comunitario, 2003 se presenta como un año en que habrá equilibrio entre oferta y demanda.

Sin embargo, la crisis no ha pasado factura a todos los países por igual. En España, los precios están entre un 3 y un 5% por debajo de cuando apareció. En cuanto al censo de cabezas, el estudio comunitario confirma un descenso del 2%, con un total de 81 millones. Curiosamente, España ha aumentado su cabaña en un 2,9% este año.

En cuanto al consumo, la reducción media se situó en el 7%. En Alemania cayó un 26,4% y en España un 11%. Las previsiones apuntan a un aumento del 1,8% en la UE y del 2,38% en España.

Respecto a los precios, el informe considera que "es satisfactorio", al haberse cumplido los objetivos de la Agenda 2000 de bajar un 20% los precios institucionales en tres años; si bien es necesario matizar el caso de las vacas en Grecia, Holanda, Portugal y Finlandia, donde los descensos han sido mucho más acentuados.

Desde que se conoció el primer caso español de "vacas locas", el 22 de noviembre de 2000, han aparecido 194 detectados, y se han analizado 850.000 reses sobre una cabaña de 3,4 millones de vacunos mayores de cuatro años, lo que significa que se ha testado al 25% de las vacas y que el número de animales afectados es un 0,02%. En todos los controles efectuados, los únicos casos detectados son en animales de más de 40 meses. En España la carne de vacuno que se consume es de menos de 18 meses.

Las asociaciones de productores Asovac y Asocarne aseguran que, aunque siempre ha habido controles, ahora el consumidor posee muchas más garantías. La crisis ha obligado a mataderos y salas de despiece a extremar sus medidas de seguridad y separar totalmente la carne de los materiales específicos de riesgo (MER).

Sin embargo, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) considera que la crisis "sigue abierta" y los problemas que ha generado "no se han resuelto en absoluto, aunque el Gobierno hace tiempo que pretende dar por cerrado el tema".

UPA estima que los ganaderos siguen siendo los verdaderos perjudicados por esta prolongada crisis, porque han sido y son víctimas "por partida triple: sufren los efectos directos en sus explotaciones, han perdido rentas por retracción de la demanda y el comportamiento del mercado y, además, están financiando una buena parte de las medidas adoptadas en relación con la enfermedad".

Las pérdidas ocasionadas ascienden según esta organización a 650 millones de euros. En la actualidad, lo productores se enfrentan a los altos costes que deben asumir por la destrucción de las harinas animales, prohibidas por la Comisión, a raíz de la crisis, así como de los materiales específicos de riesgo (MER).

Fernando Pascual, gerente de Asocarne, asegura además que los ganaderos españoles han resultado más perjudicados que los de otros de países como Portugal, Francia e Italia, cuyos ganaderos han seguido cobrando en 2002 ayudas de sus países por la destrucción de las harinas y de los MER. En 2001 se concedieron subvenciones al sector para soportar estos costes, que han quedado sin efecto este año. La solución ha sido trasladar este coste al consumidor.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Miguel Arias Cañete, se mostró ayer optimista sobre la situación del sector tras la crisis de las "vacas locas". "Hemos recuperado la confianza de los consumidores. Estamos volviendo a exportar", dijo el ministro, citando como mercados de destino Italia, Portugal y los países árabes. Por ello, el sector tiene delante "un futuro económico viable", pero "sin bajar la guardia", para seguir apostando por la mejora genética, "más rendimiento y más calidad".

El ministro reconoció no obstante que sigue habiendo casos de "vacas locas" aunque "esporádicamente", y cuantificó entre 120 y 140 los que se contabilizarán a final de año. Arias Cañete discrepó de los datos de la Comisión Europea, al señalar que España ha logrado "recuperar los niveles de consumo de carne de vacuno" e incluso "se han incrementado" con respecto a los que existían antes de la crisis y "los precios se han recuperado".

Etiquetas:

carne precio vacuno

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones