Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

España y Francia no logran un acuerdo sobre el reparto de cuotas pesqueras

Los pescadores del Cantábrico dicen que hasta finales de abril no se sabrá si está recuperado o no el caladero de anchoa del Golfo de Vizcaya

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 febrero de 2006
España y Francia no han acercado posturas respecto a la posibilidad de establecer un acuerdo bilateral sobre el reparto de las cuotas pesqueras para 2006, que iría en paralelo a la distribución que decidió la Comisión Europea a finales de diciembre. Por su parte, las cofradías de pescadores del Cantábrico consideran, de forma generalizada, que hasta finales de abril no se sabrá si está recuperado o no el caladero de anchoa del Golfo de Vizcaya, cuya reapertura está prevista para el 1 de marzo próximo.

Fuentes del sector señalaron que los contactos oficiosos mantenidos entre los gobiernos español y francés sólo han servido para constatar lo alejadas que están las posturas de sus respectivas plataformas pesqueras. La resolución de Bruselas establecía, para el citado caladero, unos topes de capturas de 4.500 toneladas para las embarcaciones españolas y 500 para las francesas, cantidades que a priori satisfacían a las dos administraciones.

Las quejas llegaron desde los profesionales, puesto que la mayoría de las cofradías del norte se oponen a una reapertura "tan prematura" de ese caladero, entre otras razones porque temen que los franceses no respeten el límite impuesto (el 10% de las capturas autorizadas), "como ya ocurrió en el pasado, y aprovechen para coger toda la cantidad que quieran". Ello sería posible porque serán precisamente ellos los primeros en reanudar la pesca en esa zona, hasta el 20 de marzo, en que empezará el periodo reservado para la flota española (hasta el 31 de mayo).

Los pescadores españoles recuerdan que los técnicos propusieron en su día mantener el caladero vizcaíno cerrado hasta el verano, e incluso prolongar la medida hasta principios de 2007 en función del ritmo de recuperación. La UE ha fijado un umbral mínimo de biomasa (28.000 toneladas en época de cría), por debajo del cual se anularía la apertura a la pesca de esta zona.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones