Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Irradiación de alimentos

Eficaz procedimiento para alargar la vida y las propiedades de los productos frescos

La mayoría de los consumidores desconocen y, por tanto, se muestran cautos ante la conservación de alimentos mediante su irradiación. Se trata de un eficaz procedimiento para alargar la vida y las propiedades de los productos frescos que se utiliza desde hace medio siglo y que ha sido calificado como “inocuo” por la OMS y la FAO, entre otras muchas organizaciones. Hoy, más de 40 países aplican radiaciones ionizantes sobre los comestibles. Sin embargo, en España este método sólo se destina a alimentos que van a ser exportados. Plantas aromáticas secas, especias y condimentos vegetales son algunos de los productos que más se irradian. Este proceso no entraña peligro alguno para la salud, pero ha de informarse con exactitud en la etiqueta.

Segura para la salud

Tras numerosos estudios científicos, en 1980 varios organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) determinaron como segura una dosis máxima de 10 kGy (kiloGray) en cualquier producto alimenticio. Posteriormente, en 1999 estas mismas instituciones concluyeron que la inocuidad está asegurada a cualquier dosis de irradiación empleada.

En 1986, 1992 y 1998 el Comité Científico de la Alimentación Humana, que fue transferido a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en mayo de 2003, emitió dictámenes favorables para la irradiación de diferentes productos alimenticios. El Codex Alimentarius, la Asociación Médica Norteamericana y la Asociación de Dietistas Norteamericanos también han hecho públicos informes a favor de este método de conservación, entre otras organizaciones.

La legislación de 40 países autoriza hoy el consumo de medio centenar de alimentos irradiados en todo el mundo. La comunidad científica y las autoridades competentes parecen haber admitido que la irradiación reporta algunas de las ventajas frente a otros métodos de conservación. Estas son las razones:

  • Libra al alimento de microorganismos patógenos sin introducir sustancias extrañas ni hacer que el producto pierda su calidad de fresco.
  • Es un procedimiento aceptado legalmente frente a otros métodos de conservación prohibidos como los que utilizan el óxido de etileno, el bromuro de metilo y la fosfina. Estas sustancias químicas, que se utilizan como fumigantes, inhibidores de brotes, así como para fumigación de insectos en productos hortofrutícolas, son perjudiciales tanto para el consumidor como para quien las manipula.
  • También se considera mucho más seguro que otros métodos porque se puede realizar la ionización sobre el envase final que adquirirán los consumidores en cualquier supermercado.
  • El proceso de ionización aumenta en muy pocos grados la temperatura, por lo que las pérdidas de nutrientes de los alimentos suelen ser menores que en otros procesos de conservación como el enlatado, el desecado o la pasteurización.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones