Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La Comisión Europea propone subir hasta un 24% los impuestos que gravan la cerveza

Quiere armonizar la fiscalidad de las bebidas en todos los Estados miembros para reducir el fraude

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 marzo de 2002
Las industrias cerveceras europeas están reunidas hoy en Bruselas para consensuar una postura frente a la subida impositiva que la Comisión Europea ha incluido en un borrador de informe para los sectores de la cerveza, el vino y las bebidas de alta graduación.

El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, eligió la feria Alimentaria 2002 para anunciar que acudirá a la convocatoria hecha por la patronal de ámbito europeo, CBMC.

Olalla apuntó que los productores españoles, que son contrarios a un aumento de la fiscalidad, no van a presentar ninguna iniciativa propia. Explicó que la Comisión defiende que la aplicación de impuestos distintos en cada uno los estados miembros ha dado lugar a una situación incompatible con el concepto de mercado interno, como las compras transfronterizas, el contrabando y los fraudes comerciales.

En su informe, la CE opina que una mayor convergencia de los tipos ayudaría a reducir el fraude fiscal y el contrabando de productos alcohólicos dentro de la Unión Europea y, para conseguirlo, propone aumentar los tipos mínimos incorporando la inflación sufrida desde 1993.

Para la cerveza, la propuesta pasaría por un tipo mínimo de 2,32 euros por hectolitro/grado alcohol (el actual es de 1,87 euros) o de 0,93 euros/grado Plato (el actual es de 0,748 euros), ya que la CE considera que la inflación desde el 1 de enero de 1993 hasta el 31 de diciembre de 2002 sería del orden del 24,28 %.

Actualizar los impuestos hasta el 2003 conllevaría aumentar los tipos que gravan la cerveza en España, Alemania y Luxemburgo, según Olalla. Para España, esta medida se traduciría en un alza desde los 8,87 euros para la cerveza de 11 a 15 grado/Plato hasta los 10,23 euros como mínimo, lo que representa un incremento del 15,33%.

La CE también prevé otra subida de la presión fiscal en 2007 que reflejaría la inflación sufrida entre los años 2003 y 2006, calculada en un 15,33%. Esta medida supondría para el sector cervecero español un aumento del 24,01% en impuestos. La CE también estudia aplicar un tipo máximo para todas las bebidas, que se ajustaría automáticamente a la inflación que registre el índice de precios al consumo. En el caso de la cerveza se fijaría en diez euros por hectolitro/grado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones