Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La Eurocámara refuerza las normas para la elaboración de piensos animales

Sólo se podrán utilizar materias primas aptas para el consumo humano

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 marzo de 2002
El Parlamento Europeo (PE) reforzó ayer las normas comunitarias para la elaboración de piensos animales en el seno de la Unión Europea, tras aprobar varias enmiendas que prevén que sólo podrán utilizarse en la preparación de piensos para animales, cosméticos y medicamentos materias primas aptas para el consumo humano.

La Eurocámara también dio luz verde a la prohibición del canibalismo animal, así como a la introducción de una suficiente flexibilidad para que el reglamento se pueda adaptar a nuevos descubrimientos científicos.

Algunas de las enmiendas aprobadas se refieren a los residuos de cocina y restaurantes. Y aunque prohibían la alimentación de animales de granja, salvo los de peletería, con este tipo de residuos, el Parlamento consideró que una prohibición general es difícil de controlar y que es preferible la introducción de una autorización limitada con condiciones.

De esta forma, se permite a los países comunitarios la utilización de determinados residuos de cocina en condiciones estrictamente controladas durante un período máximo de cuatro años.

El Parlamento Europeo también aprobó una posición común del Consejo sobre la aproximación de legislaciones en materia de complementos alimenticios, que hace referencia a la prolongación del período para el envío de expedientes de seguridad a 36 meses de entrada en vigor de la directiva.

En lo que respecta a la dosis máximas en vitaminas y minerales en los complementos alimenticios, el PE aceptó la propuesta del Consejo, que establece las dosis máximas diarias de vitaminas y minerales que recomendarán los fabricantes.

Para ello, habrán de tenerse en cuenta los niveles máximos de seguridad establecidos con una evaluación científica del riesgo a partir de datos científicos reconocidos y atendiendo los distintos grados de sensibilidad de los grupos de consumidores, así como el nivel de minerales y vitaminas incluidos en otros alimentos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones