Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La fiesta de San Blas

Caramelos, roscos y patatas con bacalao sirven para prevenir el dolor de garganta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 26 enero de 2006
San Blas fue médico y obispo de Sebaste, Armenia. Hizo vida eremítica en una cueva del Monte Argeus.

Era conocido por su don de curación milagrosa. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta. Se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero no le molestaban en su tiempo de oración.

Cuando la persecución de Agrícola, gobernador de Cappadocia, contra los cristianos llegó a Sebaste, sus cazadores fueron a buscar animales para los juegos de la arena en el bosque de Argeus y encontraron muchos de ellos esperando fuera de la cueva de San Blas. Allí encontraron a San Blas en oración y lo arrestaron. Agrícola trató sin éxito de hacerle apostatar. En la prisión, San Blas sanó a algunos prisioneros. Finalmente fue echado a un lago. San Blas, parado en la superficie, invitaba a sus perseguidores a caminar sobre las aguas y así demostrar el poder de sus dioses. Pero se ahogaron. Cuando volvió a tierra fue torturado y decapitado.

En muchas localidades celebran esta fiesta. En las Alpujarras, por ejemplo, son sus fiestas más importantes del año. Y en otros lugares se suceden romerías. En Miraflores de la Sierra celebran la fiesta con calderos de patatas con bacalao después de haber realizado cencerrada que anuncia la fiesta. Este acto se remonta a creencia de que durante la invasión francesa, algunos hombres del pueblo, con cencerros a la espalda, hicieron creer a los franceses que una manada de ganado en estampida acudía tras ellos librándose así el pueblo de su presencia. Otras versiones colocan su origen en las fiestas romanas en honor al dios Baco. Sea como fuera, los perreros de Miraflores recorren las calles la víspera de San Blas desde la madrugada para anunciar la fiesta. Ya de día, el pueblo entero comparte las patatas con bacalao .

También son tradicionales los roscos de San Blas que junto con los caramelos bendecidos ayudan a superar el que se dice es el mes más duro del invierno por estos lares.

Etiquetas:

san blas

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones