Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

La publicidad en la alimentación infantil

La influencia negativa del márketing en alimentos dirigidos a los niños se podría reconducir y convertir en un vehículo para transmitir hábitos saludables

  • Autor: Por

  • Fecha de publicación: viernes 25 abril de 2008

Iniciativas saludables en marcha

/imgs/2008/04/comida-juguetes1.jpg

Aunque hay que trabajar aún mucho para conseguir que productores de ‘comida basura’ cambien sus estrategias y se dediquen a promocionar una alimentación saludable, existen diversas iniciativas que trabajan con este fin. Es el caso del programa ‘Childrens’s Food and Beverage Advertising Iniciative’, en la que diferentes empresas alimentarias estadounidenses con sedes a nivel mundial se comprometen a que la mitad de su publicidad vaya destinada a la promoción de alimentos saludables para niños.

Los intereses de las empresas de productos alimenticios y los intereses de los pequeños en cuanto a su correcta alimentación no siempre coinciden

En Europa, la ‘Confederation of the Food and Drink Industries of the EU’, the ‘Union of European Beverages Associations’, la ‘European Vending Association’, así como la ‘International Chamber of Comerse’, se han comprometido a promover una alimentación sana entre los más pequeños. Aun así, estas asociaciones de productores siguen pensando que el márketing que utilizan afecta sólo de manera leve al problema de la obesidad, ya que advierten de que desde hace unos tres años han dejado sus campañas agresivas y la incidencia de la enfermedad sigue en aumento.

Es casi imposible mantener a un niño aislado de los mensajes publicitarios que parecen formar parte integral de su entorno. Ahora que desde los gobiernos se están abriendo las puertas para los cambios en este sentido, son las familias las que no deben quedarse atrás, las que se deben informar sobre la mejor alimentación para sus hijos y poner en práctica una reconducción, si es necesario, de las costumbres alimentarias desde casa. Es, sin duda, una tarea de todos la de frenar al máximo los factores que puedan influir en el desarrollo de la obesidad en un niño.

Es evidente que los intereses comerciales de las empresas de productos alimenticios, publicitados en los distintos medios de comunicación -principalmente televisión, el medio más visto por los niños-, y los intereses de los pequeños en cuanto a su correcta alimentación no siempre coinciden. Una de las obligaciones de los progenitores es la de protegerles de este tipo de publicidad, enseñándoles que no existen los alimentos ‘de marca’ y a ser críticos con los mensajes que acompañan a muchos de los alimentos que se anuncian.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones