Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Las cosechas transgénicas podrían influir sobre su entorno durante más de dos años, según un estudio

El impacto de estos cultivos en la vida silvestre circundante se debe a los herbicidas con los que han sido tratados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 septiembre de 2005
La revista "Biology Letters" de la Royal Society británica publicó ayer un informe en el que se asegura que el impacto de las cosechas modificadas genéticamente sobre la vida silvestre que las rodea podría durar más de dos años. La investigación fue elaborada por el Centro de Ecología e Hidrología para el Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos rurales del Reino Unido.

Los autores de esta investigación hicieron un seguimiento sobre el crecimiento de plantas silvestres en terrenos utilizados para cultivar cuatro tipos de cosechas modificadas genéticamente, en comparación con otros cultivados con cosechas tradicionales. La evaluación demostró que en el campo utilizado previamente para la cosecha de colza de primavera modificada crecieron menos plantas silvestres que en los campos donde había crecido colza tradicional.

Los campos en los que se había cultivado colza de invierno modificada genéticamente vieron crecer el mismo número de plantas silvestres, pero se encontraron menos de hoja ancha y más de tipo herbáceo. En los terrenos previamente cultivados con remolacha azucarera transgénica el nivel de crecimiento de plantas silvestres fue menor el primer año, aunque este efecto desapareció el segundo año. Únicamente en el cultivo de maíz se vio que había brotado una mayor variedad de plantas silvestres en el terreno cultivado con maíz transgénico que en el de maíz tradicional.

Según los investigadores, el efecto de los cultivos modificados genéticamente sobre la vida silvestre que los rodea es consecuencia de los herbicidas a que son sometidos, que son diferentes de los de los cultivos tradicionales.

No obstante, parece que el resultado de la investigación no tendrá consecuencias en la legislación sacada adelante por del Gobierno británico, que sostiene que hay que analizar cada caso por separado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones