Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Las estanterías de las tiendas de alimentación de Manhattan recuperan el chorizo español

Los sucedáneos estadounidenses no tienen nada que ver con el original, apunta el New York Times

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 marzo de 2002
El chorizo español ha vuelto a las estanterías de las exclusivas tiendas de alimentación del neoyorkino barrio de Manhattan, después de que estuviera ausente durante años por decisión del Departamento de Agricultura estadounidense. El éxito de este producto ha hecho que incluso el diario New Yok Times le dedique un amplio reportaje en su edición de hoy, en el que recuerda al consumidor que los sucedáneos fabricados en Estados Unidos no tienen nada que ver con el original.

El rotativo señala que el chorizo del que disfrutaban los consumidores hasta ahora estaba fabricado en Estados Unidos, y que, aunque bueno, no es comparable con el español "ahumado, natural, suave y bastante fuerte".

En el año 1997, el Departamento de Agricultura norteamericano y el Gobierno español acordaron un permiso para la exportación de una conocida marca riojana de chorizo, sin embargo el producto no ha empezado a entrar en el país a gran escala hasta el pasado octubre. Ahora parece que las tiendas de Manhattan no tienen suficiente, dice el Times, apuntando que la elevada demanda en Nueva York podría ser sólo el preludio de una auténtica invasión del mercado, como ocurrió con la carne curada italiana hace veinte años.

El reportaje indica que el éxito del chorizo podría animar a la introducción de otros productos típicos como el lomo, que califica de "sublime", las morcillas o el morcón, productos que esperan a que el Gobierno estadounidense "se ponga al día con el apetito de los americanos por todos ellos".

El diario, que ha visitado algunas empresas españolas para conocer el proceso de fabricación, apunta también que ninguno de los mataderos de España ha recibido la certificación de Washington, por lo que como otras compañías que exportan porcino a Estados Unidos, las firmas españolas deben importar la carne de mataderos autorizados en Europa, en concreto de Dinamarca.

En este sentido, Jesús García, director de exportaciones de la firma Sánchez Romero, explica al rotativo que lo que el Gobierno estadounidense quiere de las compañías extranjeras es que sigan sus estándares de producción, y algunas empresas no quieren cambiar su sistema.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones