Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los consumidores desconfían todavía de la carne de vacuno

El presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios considera que es debido a "la mala gestión de la crisis de las "vacas locas"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 marzo de 2001
El presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios, Javier Angelina, ha asegurado que "la mala gestión de la crisis de las "vacas locas", acompañada de una información difusa, ha agravado la sensación de desconfianza del consumidor español hacia la carne de vacuno. Así lo ha señalado Angelina en el coloquio "Problemas de la alimentación humana", celebrado en el Club Siglo XXI, en el que han participado, entre otros, el director del Centro Nacional de Referencia de Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET), Juan José Badiola, y el subdirector general de Sanidad Veterinaria del Ministerio de Agricultura, Ignacio Sánchez.

Angelina ha afirmado que el Gobierno español no ha puesto en marcha medidas reales para prevenir la aparición de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) "hasta que el agua no le ha llegado al cuello", como demuestra que la mayoría de las disposiciones normativas se han aprobado a partir de noviembre de 2000. También explica que "no se ha tomado nadie en serio el problema que se avecinaba y que los hechos demuestran que los servicios de inspección normales no han funcionado como deberían haberlo hecho".

Los resultados de las investigaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) demuestran que el porcentaje entre inspecciones e infracciones es del 77-66%; en instalaciones ganaderas del 65-66%; en los establecimientos de fabricación, del 48-53%; y en los intermediarios del 46-51%. Estos datos dan idea de cómo se ha gestionado esta crisis y avala la desconfianza de los consumidores, afirma.

Por su parte, Ignacio Sánchez ha negado que el Gobierno español haya gestionado mal la crisis de las "vacas locas" y remarca que en 1990 el Ministerio de Agricultura empezó a adoptar las primeras medidas de restricción comercial, en 1996 acordó la retirada de los materiales específicos de riesgo (MER) de los países con casos y en 1997 se puso en marcha el programa de vigilancia.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones