Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Los fabricantes de alimentos funcionales deberán demostrar científicamente los beneficios de sus productos a partir de julio

Se exigirá que los compuestos funcionales estén presentes en la proporción necesaria para lograr el efecto deseado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 4 junio de 2007
Los llamados alimentos funcionales, productos ricos en vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, fibras y sustancias supuestamente terapéuticas, se han convertido en las estrellas de la alimentación.

En la actualidad, la legislación española no exige a los fabricantes de estos productos que demuestren científicamente los efectos beneficiosos que publicitan. Sin embargo, a partir del 1 de julio la situación va a cambiar. En esa fecha entra en vigor el reglamento que establece en toda la Unión Europea (UE) las nuevas reglas para promocionar los alimentos funcionales.

El sector de la alimentación tendrá tres años para adaptarse a la nueva normativa, que exige pruebas científicas que avalen la validez de los mensajes con los que se promocionan dichos productos. Así, aquéllos con aportaciones innovadoras que incidan sobre enfermedades o argumenten efectos sobre la salud infantil deberán aportar las investigaciones que lo demuestren.

Se eliminarán todos los mensajes que puedan resultar engañosos o confusos y se exigirá que los compuestos funcionales estén presentes en la proporción necesaria para lograr el efecto buscado.

Tampoco se podrá utilizar el término "light" sin justificación. Los productos ligeros deberán especificar por qué lo son.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), con la ayuda de las comunidades autónomas, se encargará de que las empresas cumplan las nuevas exigencias. La normativa "ordenará la competencia, premiando a quien innove, y trabaje bien", apunta su presidente, Félix Lobo.

26% del mercado

Los alimentos funcionales alcanzan ya una cuota de mercado del 26% del gasto en alimentación en España, y un 40% de los consumidores optan por estos productos, según datos dados a conocer en un seminario internacional celebrado el pasado fin de semana en la Universidad Complutense de Madrid.

En este encuentro, Javier Morán, médico experto en salud pública y nutrición, señaló que "pese a que los consumidores españoles conocen los alimentos funcionales, existe mucha ignorancia sobre las verdaderas funciones que tienen sus ingredientes". Morán cree que la industria alimentaria debe conocer las verdaderas preocupaciones de los usuarios en torno a la salud, antes de crear un nuevo alimento funcional. "A la hora de comprar alimentos, los consumidores sobre todo valoran que sean saludables", apuntó.

Respecto a la nueva normativa europea, Silvia Bañares, abogada especialista en derecho alimentario, dijo en el seminario que su objetivo es "conseguir la veracidad de la información sobre estos productos, la comprensión de esa información por parte de los consumidores y la armonización de las normativas de todos los Estados miembros en el ámbito de los alimentos funcionales".

Por su parte, Federico Morais, de la Federación de Industrias de Alimentos y Bebidas (FIAB), destacó que la industria alimentaria debe invertir cada vez más en I+D+i, para mejorar sus productos. En este sentido, indicó que la plataforma tecnológica española Food for Life "investiga en nutrición y tecnología de los alimentos, con el fin de crear productos innovadores para el mercado español".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones