Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Menú semanal “de táper”

Este plan constituye una oferta de platos para alimentarse de manera sana y equilibrada en el lugar de trabajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 5 marzo de 2009
Img fiambrera Imagen: lu_lu

Entre los menús diseñados para 2009, CONSUMER EROSKI incluye la planificación de propuestas semanales para comer “de táper” al mediodía. Estos menús están concebidos para todas aquellas personas que por necesidad comen cada día fuera de casa pero que están cansadas de hacerlo en el restaurante, o de comer bocadillos y platos fríos, y buscan un tipo de alimentación casera y saludable.

Invertir en dieta sana y salud

/imgs/2010/04/alimentacion1-3.jpg

A veces, ante la falta de electrodomésticos u otros enseres necesarios para conservar o preparar los alimentos, la elección de las comidas de táper suele ser limitada.
La pequeña inversión económica que supone disponer de un microondas e incluso una pequeña nevera redunda en buena nutrición y garantiza la seguridad alimentaria si se tiene costumbre de comer a diario o con mucha frecuencia en el lugar de trabajo. Si se dispone de estos dos electrodomésticos no caben las excusas para las comidas en el trabajo, desordenadas e improvisadas, siempre frías y habitualmente desequilibradas.

El servicio del microondas
El microondas, además de servir para calentar la comida, también es útil, práctico y muy rápido para cocinar algunas sencillas recetas. Este electrodoméstico se puede convertir en nuestro aliado para comer más sano. Los pescados blancos, las hortalizas y las patatas cortadas en trozos pequeños y homogéneos -se llevan troceadas de casa-, el arroz precocido que se vende en bolsitas individuales o el cuscús se cocinan en un instante.

Por ejemplo, se puede preparar en unos minutos unas patatas asadas con salmón ahumado (este se lleva a parte), un filete de merluza con tomate y piquillos o un arroz con salsa, que llevaremos a parte. Si, además, el microondas tiene función de grill, ofrece más prestaciones ya que permite dorar o gratinar platos de manera que estos resultarán más apetecibles y gustosos.

El pequeño frigorífico
Este electrodoméstico sirve para mantener los alimentos y platos fríos hasta el momento de su consumo. Además, permite tener una pequeña despensa con yogures, queso fresco y otros lácteos, fruta delicada, jamón serrano y otros productos de charcutería. En caso de que haya nevera pero no microondas para recalentar los alimentos habrá que pensar en recetas que sepan bien frías, como las ensaladas de arroz, de pasta, de patata o de legumbres, platos que permiten variar los menús sin recurrir siempre a los bocadillos y los sándwiches.

Ni microondas ni nevera

/imgs/2010/04/alimentacion1-4.jpg
Si no se dispone de ninguno de estos electrodomésticos, el paso obligado es comprar recipientes, bolsas o neveras isotérmicas que garanticen el mantenimiento de los alimentos a la temperatura adecuada y segura, caliente o fría, dependiendo de la comida (mínimo 65º C para la caliente y de 5º C a 8º C para la fría). De esta manera se evita el riesgo de toxiinfecciones alimentarias. Pero no todos los alimentos conservan su textura original y, por tanto, su palatabilidad, si se mantienen durante horas calientes.

Por ejemplo, la pasta, el arroz y el cuscús mantenidos en caliente se recuecen y pierden propiedades nutritivas. En estos casos, el consejo práctico y saludable es incluir estos alimentos como ingrediente de ensaladas para comerlos fríos.

A la hora de comer de táper es particularmente importante buscar el equilibrio nutricional en el resto de las comidas del día. El reparto de los alimentos en un buen desayuno, un almuerzo y merienda saludables y una cena proporcionada es la garantía de una dieta sana y equilibrada.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones