Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Nutricionistas acuerdan incluir el sobrepeso en la definición de malnutrición

Unos 170 millones de niños en el mundo tienen falta de peso, mientras que cerca de 300 millones de adultos son obesos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 17 marzo de 2006
El Comité Permanente de la Nutrición, formado por expertos de la ONU y de otras instituciones de carácter social, acordó ayer en la reunión que celebra esta semana en Ginebra, bajo el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluir el sobrepeso en la definición de malnutrición, con el objetivo de que los gobiernos luchen contra todos los problemas ligados a la alimentación de forma conjunta.

Catherine Bertini, presidenta del Comité, dijo en rueda de prensa que se ha decidido difundir entre las autoridades sanitarias la definición de malnutrición como "una condición fisiológica anormal causada por deficiencias, excesos o desequilibrios en la ingesta de calorías, proteínas u otros nutrientes"."Hemos encontrado que es necesario redefinir el concepto para que englobe la infraalimentación, pero también la sobrealimentación", apuntó.

Los expertos sostienen que la obesidad y la desnutrición son caras de una misma moneda y recuerdan que en el mundo unos 170 millones de niños tienen falta de peso, mientras que cerca de 300 millones de adultos son obesos. Defienden, además, que la obesidad no es sólo un problema de los países ricos, al contrario de lo que generalmente se cree, puesto que las dietas poco equilibradas -entre ellas las que abusan de un producto por falta de otras alternativas- también provocan sobrepeso.

Por todo ello, los asistentes a la reunión, que se clausura hoy, han querido promocionar un cambio de definición de la malnutrición, para que las autoridades públicas, y especialmente los gobiernos, tengan muy en cuenta la importancia de una comida sana. En ese sentido, Bertini apuntó que sólo el 1,8% de las inversiones en salud se destina a programas alimentarios, a pesar de que "una población bien alimentada es más sana, más productiva y gasta menos en cuidados sanitarios".

Además, ven necesario educar a las madres, tanto para que sepan qué tipo de dieta deben seguir sus hijos, como para que ellas mismas se alimenten bien y puedan dar a luz niños sanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones