Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Representantes de EE.UU. y España se reunirán esta semana para debatir el nuevo protocolo de exportación de cítricos

Los norteamericanos advierten de que el veto a las clementinas se puede mantener durante la próxima campaña

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 1 abril de 2002
Representantes de los Ministerios de Agricultura estadounidense y español se reunirán los próximos 3 y 4 de abril en Washington para debatir el nuevo protocolo de exportación de cítricos, después de que el país norteamericano decretara unilateralmente el veto a las importaciones de clementinas españolas en noviembre del año pasado.

En principio, Estados Unidos prevé limitar a España la aplicación del nuevo protocolo de exportación, para lo que argumenta la alta tasa incidencia de mosca del mediterráneo en las huertas nacionales frente al resto de la Unión Europea.

Otra de las propuestas norteamericanas consiste en aplicar medidas de trazabilidad en las cajas, que faciliten el seguimiento de la trayectoria del cargamento para determinar su procedencia de forma más certera ante la aparición de un foco de enfermedad.

Los responsables del Departamento de Agricultura norteamericano han advertido de que el veto a las clementinas se puede mantener durante la próxima campaña, ya que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) no respondió en los primeros días a los cambios propuestos en el protocolo de exportación de cítricos.

Si la nueva norma no está lista para el próximo 15 de abril, fecha límite para el acceso de importaciones al mercado estadounidense, la entrada de productos cítricos españoles quedaría de nuevo bloqueada por segunda campaña consecutiva.

Las autoridades estadounidenses aseguran que todavía es pronto para determinar cuando se levantará el veto, e insisten en que dicho cierre de fronteras se basa en razones fitosanitarias, en argumentos científicos que ponen de manifiesto fallos en el programa general de exportaciones españolas.

Subrayan además la necesidad de incrementar las medidas de control en los campos de cultivo españoles, donde no hay ningún programa de corte de la fruta para la vigilancia de poblaciones de larva.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones