Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Sanidad retiró leches infantiles de Nestlé potencialmente defectuosas en septiembre y dice que las de ahora son seguras

La Unión de Consumidores de Madrid denuncia la falta de transparencia de las autoridades sanitarias

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 23 noviembre de 2005
La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha asegurado que las leches infantiles de Nestlé que se venden en la actualidad en el mercado español no son peligrosas para la salud, y ha subrayado que en septiembre se retiraron todas las unidades potencialmente defectuosas por petición expresa de la Comisión Europea.

Según la AESA, Nestlé-Italia fue informada por las autoridades de ese país, el pasado 6 de septiembre, de que en un análisis rutinario de leche de continuación líquida de la marca "Nidina 2" se habían detectado trazas de ITX, una sustancia que se utiliza como iniciador fotoquímico en la impresión de los embalajes.

Este tipo de leche se produce también en la fábrica de Nestlé en Sevares (Asturias), donde el problema se limitó a un número reducido de unidades, que se vendieron principalmente en Italia. No obstante, por precaución, se retiraron también los lotes distribuidos en otros países de la Unión Europea.

Los envases de estas leches se pliegan en la propia fábrica a partir de grandes bobinas creadas por la empresa sueca Tetra-Pack, que se envían a las plantas productoras. En estas bobinas, según la AESA, entra en contacto la parte exterior, donde está la tinta impresa en offset, con la parte interior.

Análisis de riesgo

En cualquier caso, la AESA asegura que el riesgo potencial para la salud sería muy bajo, tanto por la naturaleza de la sustancia como por la baja proporción de la misma detectada en el producto, lo que implica unos niveles de exposición ínfimos al ITX. A pesar de ello, la Comisión Europea solicitó un análisis de riesgo a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, sus siglas en inglés), que ya ha emprendido una investigación cuyas conclusiones se conocerán en abril.

Además, tras una reunión de la Comisión celebrada en septiembre con responsables de Tetra-Pack, ésta se comprometió a la retirada de las bobinas potencialmente afectadas y a su sustitución por otras en las que la serigrafía no se lleva a cabo mediante tecnología offset.

Esta sustitución se produjo a primeros de octubre y fue entonces cuando Nestlé reinició la producción de leche infantil en la planta de Asturias, utilizando las nuevas bobinas para la elaboración de los envases.

En cualquier caso, el profesor Enzo Chiesara, toxicólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Milán, señala que el ITX "no está presente en ninguna de las listas de sustancias que las organizaciones internacionales consideran peligrosas, por lo cual creo que podemos estar absolutamente tranquilos".

Falta de transparencia

La Unión de Consumidores de la Comunidad de Madrid (UCE-CM) ha hecho un llamamiento a los usuarios para que tomen las debidas precauciones a la hora de comprar dichas leches, asegurándose de que no provienen de los lotes afectados -"Nidina 1", "Nidina 2" y "Nativa 2" en formato líquido, con fechas de caducidad anteriores al verano de 2006-.

"Si bien, según el Ministerio de Sanidad y Nestlé, la contaminación detectada no es suficiente para llegar a producir efectos nocivos, hay que tener en cuenta que son leches infantiles y los niños tienen una menor capacidad de respuesta inmunitaria, lo que hace que puedan verse afectados en mayor medida por la contaminación de los envases", explica UCE-CM.

Esta asociación denuncia la falta de transparencia de las autoridades sanitarias, ya que "tenían conocimiento de los hechos desde el pasado septiembre y no han informado a los consumidores hasta ahora, con el riesgo que esto implica".

UCE-CM insta al Ministerio de Sanidad y Consumo a mejorar los controles "para evitar que partidas de productos defectuosos o contaminados lleguen a la población, en lugar de retirarlos después".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones