Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Una encuesta revela que los españoles prefieren combatir la hipercolesterolemia con alimentos naturales en vez de con fármacos

Los autores señalan que el consumidor asocia frecuentemente los términos colesterol y grasas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 noviembre de 2003
Una encuesta realizada por el portal de Internet "www.dicelared.com", entre los internautas participantes en más de 30 foros virtuales sobre Medicina General, revela que los consumidores españoles prefieren los alimentos naturales a los medicamentos para reducir los niveles altos de colesterol. En concreto, apuestan por alimentos como el té, la soja, el jamón o el queso de Burgos para luchar contra la hipercolesterolemia.

Los autores de la encuesta, que han analizado unos 5.000 mensajes de un millar de internautas diferentes, destacan que para los usuarios la carne es el alimento "tabú" en lo que se refiere al colesterol. Así, los consumidores mantienen la "idea generalizada" de que el consumo de carne eleva los niveles de colesterol. No obstante, perciben la carne de pollo como la única no dañina en este sentido y excluyen de sus dietas todas las demás.

Otro de los enemigos a la hora de mantener los niveles adecuados de colesterol, según los internautas participantes en la encuesta, es el estrés provocado por el estilo de vida urbano, que consideran que puede causar altos niveles de esta sustancia.

Por otro lado, los autores señalan que el consumidor asocia frecuentemente los términos colesterol y grasas, que termina utilizando indistintamente como sinónimos. Sin embargo, no vincula colesterol con la hipertensión, a la que relaciona con el consumo de sal y el riesgo cardiaco.

Entre las soluciones que aportan los internautas encuestados para luchar contra la hipercolesterolemia, figuran, además de los alimentos naturales, los ejercicios aeróbicos, el uso planchas y sartenes de teflón, que facilitan el cocinado sin necesidad de aceite, y la carne de pollo. Además, apuestan por evitar los alimentos hidrogenados, los huevos, la bollería industrial y la sal, que debe ser sustituida por el consumo de especias y por sal hiposódica.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones