Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Decora las paredes de una forma distinta

El brillo, el mate, el satinado y la patina son las técnicas de las que se darán cuenta en este artículo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 7 mayo de 2002
La pintura de nuestras paredes puede ser cambiada con relativa facilidad. Pero existen varias técnicas que hacen que la decoración sea distinta a la habitual. Estas técnicas siempre deben ser utilizadas cuando pretendemos decorar nuestras paredes con una pintura lisa, y no con "gotelé".

Una de las técnicas a las que nos referimos es el satinado. Como ventajas tiene su fácil lavado y su gran resistencia. En su debe se encuentra el precio y el hecho de que tan sólo pueda aplicarse a superficies completamente lisas.

Otra técnica es la pintura mate. Es un tipo de pintura que sirve especialmente par cubrir las imperfecciones de la pared, con lo que es especialmente recomendable para residencias viejas. Debemos tener en cuenta que no se puede lavar.

El brillo, otra de las técnicas, es conveniente para las viviendas nuevas, ya que no posee la virtud de disimular defectos. Es un tipo de pintura que cada vez se utiliza en menor medida ya que está siendo sustituida por los esmaltes.

Hablamos a continuación de la patina. Mediante esta técnica podemos imitar transparencias, luces y sombras. Es un tipo de pintura que puede aplicarse con distintos elementos. Si lo hacemos con un trapo conseguiremos un efecto irregular y rústico. Procederemos de la siguiente manera: primero se da la pintura con la brocha y posteriormente se elimina ésta con un trapo hasta que aparezca la pintura que está debajo.

Si utilizamos para la aplicación de la patina una esponja conseguiremos destacar una habitación determinada. Daremos varias capas de pintura y posteriormente, con la esponja húmeda pero escurrida, daremos pequeños toques por toda la pared.

La última forma de trabajar la patina es mediante el peine. Esta herramienta nos permite conseguir unas atractivas combinaciones de colores. Simplemente deberemos pasar el peine una vez aplicada la pintura.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones