Necesidades de algunos ejemplares de interior cuando florecen

No es recomendable moverlos porque podrían perder la flor
Por mediatrader 10 de octubre de 2006

Las plantas de interior están mucho más protegidas frente a las agresiones externas, parásitos, enfermedades, rigores ambientales como temperaturas extremas o los rayos solares, que las que se cultivan en el jardín, pero requieren de una temperatura estable a lo largo del año. Img florImagen: fabrica_imago/ Flickr

Asimismo también necesitan no estar expuestas a corrientes de aire, lo que les hace perder sus hojas, y disponer de una buena ventilación y la máxima iluminación posible.

Sin embargo a lo largo del periodo de floración estas exigencias aumentan:

– No es recomendable mover los ejemplares porque estos cambios los hacen más propensos a perder la flor.

– Requieren de una mayor humedad ambiental y de una temperatura constante más baja que la que precisan cuando no están floreciendo. Por este motivo hay que ser muy cuidadosos, sobre todo con los ejemplares que pueden florecer a lo largo del invierno, como la cufea o el ciclamen.

– Una vez terminado el periodo de floración, con la llegada del buen tiempo, se deben sacar las plantas al exterior para que vuelvan a florecer sin problemas el próximo año.

Deberá tener en cuenta todas estas consideraciones a la hora de cultivar ejemplares de adelfas, passifloras, naranjos enanos o buganvillas.