Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Restauración de un mueble

Muchos de los muebles que consideramos perdidos pueden ser fácilmente restaurados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 mayo de 2002
Debemos tener mucho cuidado con lo que hacemos con un mueble que consideramos viejo. Puede que ese mueble pueda perfectamente volver a ser útil si lo restauramos, operación que será más fácil de lo que puede pensarse.

Lo primero que deberemos hacer será examinar profundamente el mueble. De esta manera podremos observar cuáles son los desperfectos que posee y pensar en las posibles soluciones. Los defectos más comunes suelen ser los ocasionados por la carcoma, y los arañazos y las manchas que pueda haber recibido a lo largo de su vida. Si son estos (o algunos parecidos) los desperfectos, actuaremos de la siguiente manera.

En primer lugar lijaremos concienzudamente la madera. Esto lo hacemos porque de esta manera podremos eliminar toda la suciedad acumulada en el mueble, que probablemente será mucha por el tiempo que llevará desatendido. El lijar el mueble nos servirá también para eliminar la capa de barniz que le fue aplicada cuando se construyó.

Si el mueble sufrió de carcoma, procederemos a eliminarla. Para ello aplicaremos un funguicida. Este producto tratará de acabar con esta lacra, pero también protegerá la madera de posibles nuevas infecciones. La forma de aplicar este funguicida vendrá explicada en el producto. Esta operación la realizaremos dos veces, con una semana de diferencia entre ambas.

Cuando hayamos atacado ya a la carcoma nos dispondremos a endurecer la madera. Para ello utilizaremos la resina epóxica. Aplicaremos este producto ayudándonos de una jeringuilla en los agujeros. Una vez hayamos aplicado este producto taparemos todos los agujeros con una cera del color más próximo a la madera.

Las juntas del mueble también suelen estar deterioradas. Si es así, podemos consolidar estas juntas mediante la aplicación de cola de carpintero en aquellas que consideremos más flojas.

Para terminar podemos aplicar un reavivador de madera por toda la superficie del mueble. Este producto deberá ser esparcido en un trapo suave que no pueda dañar la madera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones