Salta el menú de navegació i ves al contingut

EROSKI CONSUMER, el diari del consumidor

Cercador

logotip de fundació

Canals d’EROSKI CONSUMER


Estàs en la següent localització: Portada > Bebè

Aquest text ha estat traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Per què menteixen els nens?

La inseguridad, la frustración y el miedo al castigo son algunas causas de la mentira en los pequeños

img_nino miente

“Mi hijo me miente”. Muchos padres muestran asombro e incluso se ríen cuando descubren que su hijo argumenta su primera mentira. Aunque en los más pequeños esta actitud está más relacionada con la fantasía que con la intencionalidad, es preciso evitar que mentir se convierta en una pauta frecuente que se mantenga cuando sea más mayor. Los especialistas recomiendan a los progenitores prestar especial atención a las posibles causas que llevan al niño a mentir e intentar que se eduquen en un ambiente sincero, basado en la confianza. En este reportaje, enumeramos algunas causas de la mentira infantil y ofrecemos siete pistas para combatirla.

Siete pautas para los padres

  1. Cuando el niño miente no hay que señalarle solo la conducta inadecuada que supone la mentira, sino incidir también en que vea el efecto que ésta tiene sobre los demás, o las consecuencias que ha podido provocar.
  2. Los castigos deben ser bien medidos y adecuados a cada falta. Si siempre son demasiado severos, la tentación de mentir para evitarlos será mayor.
  3. Reforzar su autoconfianza para evitar que mienta con el fin de buscar la aprobación de sus compañeros o de otros adultos.
  4. No mentirle ni pronunciar falsas promesas que se sabe que no se pueden cumplir para no dar un ejemplo erróneo sobre la mentira.
  5. Darle la oportunidad de ser sincero, aunque esto implique un castigo y mostrarle orgullo por la valentía que muestra al decir la verdad.
  6. No reírse ni admirar nunca las mentiras, aunque parezcan graciosas. Los niños no deben apreciar ningún tipo de aprobación o reconocimiento ante una mentira.
  7. Ante preguntas “difíciles” en las que los padres pueden tender a mentir, es mejor evitar la falsedad y responder siempre con un “no lo se” o “déjame que lo piense”.

RSS. Sigue informado

Et pot interessar:

Infografies | Fotografies | Investigacions