Article traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Pintura al silicat per a façanes

Esta pintura destaca por una gran resistencia a los ambientes corrosivos y a una meteorología extrema
Per mediatrader 19 de setembre de 2007
Img fachada azul

Sin grietas, bolsas ni desconchones. Las pinturas al silicato destacan por su gran permeabilidad al vapor de agua y su excelente resistencia a la degradación ocasionada por los agentes atmosféricos y al desarrollo de microorganismos en la superficie pintada. Se pueden aplicar con brocha, rodillo o pistola sobre casi todo tipo de superficies. No obstante, este tipo de pinturas tienen efectos corrosivos, por lo que deben manejarse con precaución, con los ojos y la piel protegidos de posibles salpicaduras.

Precauciones durante su uso

Las pinturas al silicato tienen efectos corrosivos, por lo que deben manejarse con precaución, con los ojos y la piel protegidos de posibles salpicaduras. Además, deben almacenarse en envases de plástico, bien cerrados y en un lugar fresco y libre de humedad. Con cuidado, se mantendrán en óptimas condiciones hasta un año.

Las pinturas al silicato tienen efectos corrosivos, por lo que deben manejarse con precaución

Estas pinturas se pueden aplicar con brocha, rodillo o pistola, aunque las salpicaduras de estas últimas pueden dejar rastros de corrosión en los cristales, cerámica o metales que haya en la zona. Para evitar que esto ocurra, hay que proteger estos elementos y, en caso de manchas, limpiarlas con rapidez.

La superficie que se pinte debe estar limpia y seca. Tras aplicar una capa de imprimación, se da la primera mano de pintura y se deja secar al menos 12 horas, transcurridas las cuales se puede aplicar una segunda capa.